Pál Adrienn

Etiquetas

Sección Eastern promises

··········Sobria película húngara, en la que una enfermera (bulímica o atacada de gula), que trabaja en una sección de terminales en el hospital, recupera azarosamente el recuerdo de una amiga de la escuela primaria (por una coincidencia de nombres) y comienza a buscar quien pueda darle razón de ella.

··········Lo interesante de la peli es que en esa búsqueda lo que se va encontrando obliga a la protagonista a cuestionar lo que creía conocer de Adrienn, y nos lleva a nosotros a plantearnos hasta qué punto el recuerdo en sí es cierto, y no una construcción para autoprotegerse -ya entonces- frente a un mundo que le era hostil. Esa vida oculta de alguien a quien conoces, siempre es interesante, al describirnos a todos como piedras facetadas que nunca damos la misma cara a diferentes personas. Igualmente, es interesante la necesidad de encontrar ese pasado… para abandonarlo, para encontrar allí unas fuerzas con las que arreglar situaciones presentes.

··········También me gusta la relación con la vida laboral: la escena, clínicamente absurda, de la habitación donde mirar las pantallas de electrocardiogramas hasta que uno falle (cuando ya se enciende una luz roja, si tal), resulta potente simbólicamente: se miran los recuerdos que nos pueblan, hasta que -uno tras otro- decaen y ni las palas de elctrochoque los devolverán a la vida.

··········La peli es muy morosa, más lenta que tranquila. Es cierto que aprecio el que, por ejemplo, la desastrosa situación conyugal no se cuente a gritos en una escena, sino en muchos poco a poco, pero en conjunto a ratos cuesta prestarle atención continua.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Praia do futuro

Etiquetas

, ,

Sección Horizontes latinos

··········Película típica de festival, que yo diría que no tiene mucho futuro comercial, sin un nuevo montaje más ligerito. Largas escenas de caras y paisajes, que se suponen hermoso, y algunos lo son (muy bella la última escena), pero que tienden a alargarse sin motivo aparente, a veces parece que la duración exacta de la pieza musical que suene.

··········Lo que yo no veo es personajes que se expliquen, que permitan empatizar. En el coloquio, el director dice que una de las motivaciones de la película era la imagen en su cabeza de un socorrista de playa, mirando el horizonte, pensando en los países de más allá del océano y deseando ir. Pero nada de eso se dice ni se deja ver en la película, así que el viaje a Alemania del socorrista brasileño aparece como un acto motivado sólo por el deseo sexual hacia otro personaje.

··········Luego veremos algún altibajo en la relación, pero meros fogonazos. Nos enteramos de que han pasado ocho años y no sabemos por qué sigue en Alemania y por qué ha decidido perder el contacto con su familia. Así que todo queda muy misterioso y podría ser sugerente, pero al final nada es coherente con los personajes, y hay que tirar de una voz en off que lee una carta futura, o de lo deducible de los títulos de los capítulos en que está dividida la peli.

··········En fin, el mar, bonito. Muchas otras escenas alargadas sin que lo visto en ellas (puertos, calles, discotecas, …) a mí me diga nada. Los personajes se limitan a estar en ellas. O follan, eso sí, la primera vez al cuarto de hora de comunicar a una persona el fallecimiento de su novio, el informador y el informado están dándose caña en un coche. A la peli le ha dado ayer un premio una sociedad gay local, por “sus valores”.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Working girls

Etiquetas

Sección Dorothy Arzner

··········Dos muchachitas de Indiana emigradas a Nueva York; dos posturas a la hora de tratar con los hombres: la ingenua y la astuta. Porque de eso es de lo que se habla, de su relación con “ellos”, no con el trabajo. Es decir, la emigración a la gran ciudad no como una liberación personal, sino como la manera de “cazar marido”. Al fin y al cabo, está filmada en 1931; ése fue el año en que las mujeres pudieron votar por primera vez en España.

··········Humor simpático, basado en el contraste de caracteres, y a cargo de la más ‘liberada’, quien, aún siendo ya una chica trabajadora, no llega a tratar a su chico como una pareja, sino como una presa cazada. Peli eficaz en el enredo de parejas, aunque es cierto que sin plantear demasiadas complicaciones.

··········Teatralidad, un Nueva York invisible, todo de interiores. Bien filmado el grupo de mujeres (“residencia de señoritas”) como sociedad solidaria. Y dos elementos de clase: en ese medio, una mujer de más edad y menos belleza (la ascensorista) es un nivel de rango más bajo, de mayor pobreza. Y el otro: el joven rico encuentra autenticidad en el amor de una working girl, pero sólo porque ella le admira: su novia oficial, de clase alta, es demasiado libre e independiente.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Sacro GRA

Etiquetas

··········Un documental no para cualquiera, pero sí para los curiosos, para quienes nada humano es ajeno. Filmando en el entorno de la carretera de circunvalación de Roma, a quienes vemos es a los de “las afueras”, aquello que se queda fuera del círculo que, rodeando nuestras ciudades, deja dentro lo que por costumbre nos parece la normalidad.

··········Oficios olvidados (¡siguen haciéndose fotonovelas!), gente anciana que perdió el vínculo con la vida real, refugiados de cualquier pequeña catástrofe,, viviendo en lugares despersonalizados donde se busca con ansia una luz encendida, un rastro de humanidad, las putas viejas; y, a la vez, la plena humanidad de los cuidados, de la compañía, de quien se ha acomodado y no pide sino no estar solo.

··········La imagen se acompasa bien con las distintas escenas (las luces hogareñas en un caso, otros visto desde arriba como entomológicamente, la saturación en los visionarios). Algunos momentos de fotografía monumentalista (a cargo de nubes en conjunción con obra pública). En fin, muy visible.

··········Personalmente, hecho en falta que se reforzara un poco el hilo argumental, la carretera como el viaje que nos lleva de unos a otros y que es a la vez su vínculo, pero puede que eso sea una tontería personal. Y quizás falte un poco de humor, no del de reírse de los extraños, pero sí del que produce el –solamente aparente- fuera de tiempo o lugar.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

A most wanted man / El hombre más buscado

Etiquetas

,

··········Como en tantas películas de espías, la visión es aquella de “algunso hombres buenos”: alguien está en la frontera, en los límites de nuestro mundo, defendiéndonos de que no nos asalten los malos; ¿no deberíamos ser flexibles con cualquier incumplimiento de la ley en el desempeño de su labor? Que os voy a contar que no veais en los telediarios cada día, sea en unas verjas fronterizas, sea en el ametrallamiento de quienes intentan moverse con flotadores… El caso es que ahora los malos no son los comunistas, claro, sino esos chicos a los que creamos para fastidiar a los comunistas.

··········En esta peli, se esfuerzan en que distingamos claramente entre los torturadores rusos, los policías elefantes-en-cacharrería, los prepotentes y egoístas yanquis… y los “nuestros”, un servicio de información de una potencia europea. Que, vaya, secuestra, pero no tortura, juega con la vida de la gente y su derecho a pasaporte o asilo, pero no entra a patadas en una casa, etc. Vaya, los buenos; como decía Erich Fried, “benditos sean sin bendición, malditos sean sin maldición”.

··········La peli es moderadamente entretenida. Arriesga un poco en deslizarse hacia el tedio en largos minutos dedicados a grabaciones y seguimientos, pero en conjunto está bien, aunque olvidable a continuación. Tiene algunas de esas chapuzas de guión que me fastidian, como la construcción del personaje de Karpov (cuando ha decidido que no quiere el dinero, ¿qué espera en el apartamento?, ¿que la vida cambie porque sí?), o que para poner unos micros en una casa se le diga a un tipo aterrado y escondido “quiero enseñarte una cosa” para simplemente subirle a la azotea y ver tejados o el cielo.

··········Sí me parece sugerente lo que trae consigo el personaje de Karpov porque, así conviene a la trama, es a la vez el tipo de extranjero que nos da miedo y el refugiado petitente de asilo que más obviamente debería obtenerlo. Y el héroe, prototípico, bebedor en exceso, fumador inagotable, torpe aliño indumentario, pero con literatura y piano en su casa, capaz a la ver de pegar a un duro marinero que ha abofeteado a su mujer… a la vez que de secuestrar y chantajear a una abogada para ataropar a su representado.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Boyhood / Momentos de una vida

Etiquetas

··········Hace muchos, muchos años, en un lugar lejano, que entonces se llamaba el UHF y ahora se llama “La 2” (una cadena de televisión en España), pusieron a deshoras un documental de la televisión británica que a mí me dejó impactado. Apenas recuerdo ya si su realización era buena, el desarrollo emocionante, la imagen apropiada…; lo que me impresionó fue el desafío de usar un medio esencialmente instantáneo, como la televisión, para un proyecto tan a largo plazo como seguir la vida de catorce chicos británicos entrevistándoles cada siete años. El tipo de proyecto a largo plazo que cuesta encontrar cuando todo caduca tan deprisa. (Incluso, desde el punto de vista de los chicos objeto, la posibilidad de crear una institución, un mecanismo que obligara a ser conscientes del paso del tiempo sobre sus vidas).

··········Lo que hace esta peli es similar, pero restringiéndose a doce años, a un chaval (desde sus 6 a sus 18) y, sobre todo, a una dramatización. Al verla, tan alargada como es, la primera sensación es que se ha intentado aprovechar lo más posible de lo filmado, a costa de transmitir abundantes banalidades. En realidad, a mí no me parece que aburra: si cuentas la vida cotidiana, ni siempre pasan cosas tremendas, ni las cosas que pasan cada día dejan de ser las que te construyen como persona..

··········Y de eso se trata, de ver crecer, mediante calas en determinados momentos. Las partes que tratan de la infancia, me parece que aportan menos, que son quizás más tópicas. La adolescencia y, sobre todo, el final de ésta, me parece contada con una veracidad muy superior a lo habitual. Los diálogos de esos últimos periodos, con todo lo que tengan de confusos, de falta de hilo argumental claro, suenan a verdad.

··········Lo mismo cabe decir respeto a las relaciones de pareja. Frente a esa visión de plantilla de las teleseries y de buena parte del cine comercial (¡ese “Her”!), con su sistema de medias naranjas, citas, contraposiciones entre amor y amistad, etc., aquí las cosas se desarrollan de manera más natural, cotidiana y fresca, tanto en la construcción como en la destrucción de las parejas. La escena del banco, con los intentos, de al menos una de las partes de ser malo para obviar la epifanía de que el supuesto amor cede ante el desarrollo de la vida personal, académica, etc., es de infrecuente claridad, frente al sentimentalismo con el que se suelen contar estas cosas. A malas, todo el mundo puede ser muy canalla y muy tonto a la hora de hacer(se) daño.

··········La peli en sí, aparte de lo que tenga de experimental, no me parece que vaya a resultar impresionante para nadie, pero, dentro de lu largura, a mí me parece interesante. Hay aquí comentada otra peli del mismo autor.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Exit Marrakech / Destino Marrakech

Etiquetas

, , ,

··········En primer lugar, ésta es de esas pelis a las que un productor inicuo desprovee de interés mediante un tráiler que lo cuenta todo. Así que si vísteis éste, podéis ahorraros el dinero; apenas os habréis perdido un accidente de tráfico catártico y diabético (vaya, esdrújulo).

··········En lo que funciona muy bien la peli es en su función de catálogo turístico de paisajes marroquíes. No sé hasta qué punto ése era el objetivo principal, pero está muy logrado. Ya desde los rumbosos hoteles y alguna plaza o zoco hasta, y sobre todo, la variedad de paisajes (para mostrar algunos de los cuales hay que inventarse unos desplazamientos de los personajes un tanto absurdos, en que Marruecos parece tan grande como Brasil y hacen falta días enteros de automóvil para llegar de una ciudad a otra). También hay buenas muestras de arquitectura rural, y alguna religiosa, y otras etnografías.

··········Luego, hay un par de personas atractivas (digamos tres con la chica) interpretando a unos personajes carentes de fuerza, tan escasamente construidos que aquello que ha de hacer la peli, como bildungsroman y road-movie: hacer del viaje una experiencia en la que se crezca tanto (personajes y relaciones) que al final sean otros, queda en una superficialidad banal. El conflicto a superar carece de enjundia en lo que nos cuentan (así que si queréis darle valor, cargadle vosotros de más peso): nuestro prota, un chico de clase alta ha sufrido el divorcio de sus padres. Nos consta que el padre cometió algunas infidelidades. Pero no nos consta si se han visto un fin de semana de cada dos y la mitad de las vacaciones (parece que no, pero no sabemos por qué), o si hubo alguna agresividad en el trato, o si la separación rompió una relación intensa paterno-filial. Nadie nos cuenta algo que dé enjudia al drama “mis progenitores se divociaron y apenas conozco a mi padre”, cuando, por otra parte, el chico tampoco vive con su madre, sino en un internado (y la relación con ella se presenta desprovista de conflicto, y plena de complicidad).

··········Por lo demás, el chico parece más un pijo diletante que alguien que esté de verdad procesando qué significa su riqueza en ese contexto. Al punto de que su relación amorosa con una prostituta local (que tampoco es una relación muy creíblemente contada ni respecto a ella ni a él) no cuestiona su posición de clase: él está siempre de visita (por más sucia que se le vaya poniendo la camiseta) y no le falta jamás dinero (ni insulina, instrumental para los test, glucosa oral, …, el chico debe tener un bolsillo oculto).

··········Podía quedarse en eso, una peli de crecimiento flojilla. Pero tiene al menos dos cosas más que me molestan: por una parte, se abusa de escenas en las que se transmite una tensión casi de suspense, haciéndote creer que algo malo va a pasar: se escogen personajes malencarados, se hace pasar al muchacho por calles oscuras, rodeado de adolescentes hambrientos, se le deja en mitad de un barrio burdel… pero luego nunca pasa nada, puros amagos. Supongo que lo contrario contradeciría la función de fomento de turismo de la peli.

··········La otra es un continuo goteo de molestas incosistencias. La más chirriante, el idioma: nuestro pijillo (que es germanoparlante de origen) se obstina en hablar en inglés con todo el mundo; nos consta que estudia francés en su internado, pero en aldeas perdidas de Marruecos, y desconociendo cualquier palabra en árabe o cherja (exagero, el tipo jamás llega a saludar en árabe, pero sí que dice sucram un par de veces) jamás se le ocurre intentar el francés: se limita a chamullar al lengua del imperio y a mirar extrañado (como los erasmus de mi barrio) a cualquiera que no le entienda. Pero más cosas: en lo oscuro de la noche en una aldea sin ilumincación, la chica no admite el más ligero acercamiento físico del chaval porque les pueden ver, para luego follárselo en pleno día en un cobertizo con vanos sin ventanas; en una sala de fiestas hay un inopinado saco de palos de golf y nuestro chico sale a la calle a lanzar unas pelotas en medio de la ciudad; la prostituta y el efebo se besan tranquilamente con lengua en la mitad del zoco; el chico sube a la casa de una amiga de la puta (porque le han abierto la puerta para que suba) y entonces le dicen que no puede estar ahí porque es varón (y hay otros ahí fumando); un guía que está acompañando al héroe para mostrarle una construcción desaparece tras una esquina para ponerse a rezar ¡en inglés!, mientras nuestro chico se apresta a pasar la noche en dicho monumento. En fin, un montón de pequeñas tonterías sin mayor importancia, pero que hacen difícil implicarse con la peli.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

The congress / El congreso

Etiquetas

··········Del director de la impresionante “Vals con Bashir”, esta peli resulta también interesante, pero algo alargada y confusa para mi gusto. Plantea al menos dus cuestiones muy sugerentes: en primer lugar, dentro del capitalismo, qué es la fuerza de trabajo. Aquello que el trabajador aporta al proceso productivo (al empresario) contrapuesto a aquello que realmente es (una persona completa). Si el sistema, si el patrón consigue separar ambas cosas, puede explotar sólo las capacidades productivas y prescindir de la persona que, con mayor o menor grado de consciencia de su posición, siempre ocasiona problemas, tanto más cuanto más valor añadido aporte. Aquí la actriz ha podido permitirse actuitudes, decisiones y desplantes que han disminuido gravemente la plusvalía que de ella se ha obtenido, pero los avances científicos ¿pueden ya discernir ambos componentes? Está claro que en esa dirección se va, por ahí van la robotización (cosificación del saber hacer las cosas) o el trabajo en el propio domicilio (de manera que lo que fluye por la red es ya sólo producto y no actividad personal). La ficción científica tiene ese punto de capacidad adivinatoria: la novela de Stanisław Lem que está detrás es de ¡1971!

··········El otro tema, explícito y central en la película es el problema de las vías de afrontar la realidad, en tanto en cuanto son ayudas o disfrazamientos. Nuevamente, el género de anticipación adivinó: una receta de antidepresivo es desasosegadoramente parecido a las pastillas de dos colores de “Matrix”. Eliges, ¿puedes elegir?, entre ver o no ver, entre ser consciente o no, entre sufrir la realidad o convertirla en una peli de dibujos animados donde incluso las destrucciones y explosiones son indoloras y sin consecuencias definitivas. La peli habla abundantemente del tema y yo diría que bien, abriendo líneas de pensamiento y con buenas dieas de guión como la historia paralela de la enfermedad del chico que, sin serlo, sugiere también el autismo como una construcción ¿voluntaria?, ¿necesaria? de una realidad paralela. Lo malo es que, con este buen planteamiento, la peli se extiende, en la parte representada mediante dibujos animados, de una manera que hace difícil seguir la evolución del conflicto dentro de la actriz, hasta llegar a convertir el tema principal en el paisaje donde se desarrolla algo mucho más vulgar como el impùlso maternal de estar con el hijo.

··········Dicho lo cual, ¡vaya despliegue visual! Sin que se pueda decir que resulte caótico, el estilo de dibujo animado es –a ratos a la vez, a ratos sucesivamente- un compendio de un montón de estilos. No es ya el continuo juego de cameos y referencias y citas cinematográficas (y pictóricas), sino que la manera de dibujar y mover los personajes pasa tranquilamente desde el gato Fritz al submarino amarillo pasando por Shelton. Pero es que, a la vez, esas citas continuas no suenan a “mirad cuánto cine he visto y sé que tú también”, sino que están muy bien integrados y resultan eficientes y funcionales a la narración, sea la seducción en el local kitsch de “Pulp fiction”, sean las píldoras de “Matrix”, sea en la manera de caer el fuego con el olor del napalm por la mañana de “Apocalypse now”, sea en el perturbador jardín de delicias de El Bosco.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

El misterio de la felicidad

Etiquetas

··········Floja comedia romántica. Mucho más romántica que comedia, abandona pronto sus bazas más humorísticas, el personaje armenio, la personalidad empastillada de la protagonista, para centrarse en una historia de nostalgia y de enamoramiento, que para mí carece de fuerza y exige además dar un giro a los personajes (especialmente al de ella) que no concuerda con el planteamiento de la trama.

··········Es cierto que sus temas no me interesan mucho, pero tampoco me parecen especialmente bien desarrollados. Apenas un par de cosas: cuando una relación se fundamenta en una renuncia, no es una amistad, sino una relación de socios. Y otro, más tratado emn el cine y siempre resultón: el desconocimiento de la gente a la que crees conocer y el descubrimiento no ya de una vida oculta, sino de un juego de máscaras en que a cada cual se le ha presentado una faceta y nosotros no alcanzamos a ser más que los conocedores de sólo una de esa facetas.

··········Como en todas las películas argentinas muy dialogadas, siempre está el placer de ese habla precisa, facunda, con comparaciones fulgurantes. Tampoco en esto destaca, pero sí satisface.

··········Casi siemrpe que escribo sobre este director me sale el mismo adjetivo: irregularidad. Me cuesta entender que el autor de “Esperando al Mesías”, “El abrazo partido” y “Derecho de familia” firme también cositas como ésta (o como estas otras).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Jersey Boys

Etiquetas

,

··········No le encuentro yo el punto a esta película. Es cierto que puede irse a verla por escuchar durante dos horas esa música tan concreta de los Four Seasons, y que lo demás no es malo, pero me resulta todo desangelado, un tanto frío.

··········Como película de rise and fall me gusta la peculiaridad de que no tenga esa visión moral tan habitual de que el éxito –que debe ser castigado por los implacables dioses- sea lo que provoque la desastrosa caída posterior. Aquí es más bien el pasado, el origen de cada cual y, esencialmente, lo que hay de desclasamiento en el éxito y la dificultad de gestionar ese estar fuera de su sitio.

··········Hay una especia de falta de fluidez en algunas secuencias, o una mala puesta en escena: esos dos pactando un contrato por fuera del del grupo… mirando a un espejo, y con otro escuchando detrás de una columna; de tebeo. Personalmente, la opción de personajes que de pronto miran a cámara y narran no me gusta demasiado (y aquí quizás aporta algo de desorden en la jerarquización de personajes e historias), pero la verdad es que está bien integrada.

··········No voy a dejar de quejarme porque no subtitulen las canciones. Éstas canciones, además: una época y un tipo de música en la que la voz humana era más que importante; un momento en que –no se dice así, y quizás me columpie yo- se está trayendo un fraseo, una forma de pronunciar o de meter codas en las frases que probablemente viene de la música negra, y –no siempre, pero a veces significativamente- las canciones están puestas en la historia en un momento en que significan algo. Pues nada, si uno no es diestro en la lengua del Imperio, no merece enterarse (aquí es donde tiene uno que escuchar habitualmente eso de “la música es un lenguaje universal…”). El caso es que hay dos ocasiones en que sí se molestan en traducir un par de versos de una canción: en una ocasión es un padre usando una canción de amor como nana para su hija; en la otra, uno de los muchachos está cantando para el jefecillo mafioso local. Yo, como público, no merezco lo que sí, como personaje, merece un capo de rango mediano.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

L’envèlement de Michel Houellebecq / El secuestro de Michel Houellebecq

Etiquetas

,

··········Una banalidad sin mayor interés. Es cierto que el planteamiento de la situación es deliciosamente absurdo, pero la voluntad de hacer humor es muy ligera y poco trabajada, así que de vez en cuando uno sonríe y se dice hay que ver qué cosas, pero en realidad son adornos de la humorada principal que no llegan a más.

··········Si, como dice el personaje-escritor lo que verdaderamente importa de la novela son los personajes, creo quie aquí se fracasa. No porque no se les mire desde el guión, sino porque Michel tiende a llenarlo todo de sí. Y no resulta un tipo especialmente interesante, con buena conversación o ingenioso. No hay mucho que aprender de él.

··········La idea, en fin, es simpática. Y hay escenas y diálogos muy bien conseguidos, en el sentido de mostrar cómo el flujo de las palabras, con la misma maña que se da para crear los conflictos, los aquieta y reconduce.

·········Si yo fuera un tipo educado, os ahorraría los enlaces a las otras dos películas relacionadas con Houellebecq que se han comentado en esta bitácora. Pero no lo soy: helas 1 y 2.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

El niño

Etiquetas

, ,

··········Una peli entretenida y olvidable fácilmente. Vistosa desde el punto de vista de la producción, un alarde de dinero que tampoco se convierte en algo ni artístico ni, desde el punto de vista de la acción en una maravilla. Pero es muy visible. Tiene ese punto de peli turística (Gibraltar, el Estrecho, Ketama) que se estropea un tanto cuando se fuerza a un personaje, gaditano, a explicarle a otro, gaditano, lo que es el peso de las porteadoras en la frontera de Ceuta.

··········Dos historias paralelas que van confluyendo. De ellas, me parece más interesante la de los chicos. La de los policías empieza con esos diálogos repetidos en mil pelis, que da galvana oírlos (hay hasta esos “¿estás bien?” de las pelis yanquis), aunque es cierto que luego mejoran, pero poco. La historia de los chicos está mejor hablada (aunque es cierto que una cierta gracia que da el acento ya hace la mitad, para quienes no somos de allí), y es al final la que aporta algo de sustancia a la peli: el conflicto entre amor y amistad y su resolución. Tampoco está muy elaborado, pero bueno, algo cuenta.

··········Hay además en ello una idea simpática en la que, en la elíptica narración en un momento dado de “esto siguió pasando muchas veces”, se usan dos personajes acumulando fajos de dinero, para hacernos ver ese transcurso, pero del tercer personaje se nos enseña un lento acercamiento de centímetros, que me parece sugerente. A cambio, hay algunas de esas tonterías de guion como que la policía le proponga a Tosar que dejen de investigar para salvar su vida, cuando a éste le siguien para matarle por lo que ha hecho, no por lo que vaya a hacer; ¿en que consiste dejarlo?, ponerle un fax al mafiosillo diciendo, oye, que ganas tú, lo dejamos. O la primera decapitación, que yo no entiendo muy bien si el contenedor no llevaba nada y era la primera vez que acertaban con él.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Algunos cambios

·········Como esta bitácora está un tanto en barrena, le voy dedicando menos tiempo, así que he quitado de la publicación algunas páginas que ya no estaba manteniendo. Por lo demás, los comentarios sobre pelis, sigue igual.

Locke

Etiquetas

··········Lo que podría parecer un nuevo ejercicio de estilo, el cumplir el desafío de hacer una historia con una sola cara y en un único espacio (aunque sea un espacio móvil), me parece que es, además, una peli interesante sobre la formación, desempeño y efectos de un carácter, de una personalidad.

··········Visualmente creo que se resuelve bien el mantener durante casi hora y media ese ambiente único. Por una parte, se usan mucho los exteriores, no sólo como reposo visual, sino ocasionalmente dándoles sentido con la historia (vehículos a quienes dejar adelantar, vías en obras que llevan a cul-de-sacs). Por otra parte, a mi se me antoja una fotografía muy eficaz, que recoge a la vez la sensación de fogonazos, de luces móviles en torno nuestro, cuando se va en un vehículo nocturno, con la sensación de isla acorazada que –engañosamente- da un automóvil.

··········Creo que la situación que se cuenta escomprensible y empatizable por mucha gente y por eso es tan eficaz la mirada sobre el carácter, la manera de resolver, no con comportamientos intuitivos, naturales, reactivos, sino con el obsesivo “he tomado una decisión”. Que es al mismo tiempo uno de esos mecanismos de falso control de la realidad (yo he decidido, ahora dibujo el círculo y me pongo a resolver por orden cualquier obstáculo en su interior) como, y en esta historia es lo esencial, una manera de posicionarse ante los demás basada en la utilidad y el compromiso.

··········Aherrojado por esa decisión (pero seguro que también antes mil veces a lo largo de su vida) nuestro héroe tiene que esquivar, utilizar y no dejarse distraer por los sentimientos de los demás y, sobre todo, por esa costumbre inquietante de hacernos partícipes de ellos en el momento y la circunstancia más inopinados e inapropiados.

··········No todo me parece bien: en la interpretación se abusa de un gesto que hoy en día (y en ese personaje) resulta un tanto absurdo: la necesidad de mirar la pantalla del teléfono cuando se argumenta y gesticula. Eso ya no lo hace hoy en día casi nadie (la gente gesticula hacia mí cuando habla por la calle). Pero, sobre todo, la cuestión del padre está doblemente forzada: en la expresión verbal (esa rabia se correspondería mejor con un suceso reciente, con una historia de fondo quizás debería pivotyar más sobre el desprecio) y en la ubicación física (¿qué sentido tiene el asiento trasero?, ¿quién recuerda a su padre sentado en el asiento trasero?).

··········Si en alguna de mis próximas reencarnaciones acabo siendo contador de historias, me gustaría tener la cabeza tan ingeniosa como para que se me ocurrieran cosas como la borla final del partido de fútbol a recontemplar, fingiendo no conocer el resultado (fingiendo por tanto que puede ser otro), que funciona como una redención imposible, absurda, pero tan tan deseable tras las conversaciones de esa noche…

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

El árbol magnético

Etiquetas

··········Película suave, tranquila. Lo que se suele llamar una película pequeña, pero que conlleva una corriente profunda sobre la pérdida, sobre la memoria como ancla, que sujeta y a la vez apresa, y sobre la variedad humana en relación a ella.

··········Aunque con dos claros protagonistas, la película es coral y mueve muy bien a un grupo numeroso durante una celebración, entrelazando bien a los personajes y sus diálogos (hay algún momento en que queda demasiado artificial el giro a un comentario alimenticio cuando alguien acaba de decir algo importante, pero en general funciona bien). Los tres personajes principales expresan muy bien (y casi siempre poco verbalmente) su situación anímica y vital, aunque casi prefiero a la abuela, que da más en un par de miradas (a la casa, a su nieta) que casi todos los demás en su continua conversación.

··········Y el magnetismo, claro, no ya del árbol o la casa, sino del pasado. Siempre hay alguien capaz de explicarlo: el del árbol por las leyes de la óptica, el de la continua charla sobre los recuerdos por las leyes de las relaciones humanas. Pero poder racionalizar algo no lo evita, ni cambia el que se viva emotivamente. Del aferrarse al recuerdo (y a los restos de éste en el presente; las casas, siempre las casas) algo me implica; del devolver la cama cada día a su exacto lugar, contrarrestando su discreto desplazamiento, su intento de llevar la vida fuera del ámbito de protección; de la pérdida de la posibilidad de compartir futuro con quien sí se ha desprendido del magnetismo; de como el intentar aferrarse a lo conocido como cuerpo cierto desposee y limita.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.