Trascendence

Etiquetas

··········Para mi disgusto, la peli no incide en su visión milenarista de un mundo sin internet y ordenadores. Les interesa tan poco mostrar eso, que el mismo chiste (usar los teclados para evitar que las puertas den portazos) se repite en la misma toma un par de veces. Una pena, porque habría que explicar por qué desconectarse de la red implica quedarse sin ordenadores, o porqué una sociedad que sabe hacerlo no recupera la producción de energía eléctrica.

··········Visualmente tiene algunas cosas elegantes en la última media hora (las limaduras de hierro ascendente), aunque personalmente me quedo con una visión de gran ciudad, casi un skyline en ángulo, que se transforma en un esquema visual y que no puedo evitar (esos pinzamientos de la memoria) que me recuerde a Keanu Reeves, en “Johnny Mnemonic”, entrando literalmente con las manos en internet, en una visión anticipadora de lo que luego ha llegado a ser la manera de relacionarse digitalmente (valga la broma polisémica) con las pantallas táctiles: esa idea de mover en el espacio lo que realmente no está allí.

··········Resulta un tanto irreal, o inexplicada, y desmerece la coherencia de la historia la imagen demasiado temprana del doctor en los monitores: ¿cuándo se ha creado esa imagen que no está construida de recuerdos ni tiene los rasgos afectados por el polonio? Algunos personajes van cambiando de bando de una forma aparentemente inopinada. Acaba teniendo lógica, pero no en su desarrollo.

··········Lo que tiene de interés, es cómo habla del problema de la inteligencia artificial (casi más seriamente que “Her”, para ser una peli de aventuras), centrándolo en la autoconciencia. Aparece un momentáneo homenaje a Turing y se da una vuelta de tuerca al problema de su test: aquí no es tanto que el humano sea capaz de detectar la artificialidad, como que lo haga el propio artificio, porquye humanidad es igual a inteligencia más autoconciencia.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

The two faces of January / Las dos caras de enero

Etiquetas

, ,

··········Como thriller, resulta un poco suelta en detalles que deberían estar escritos con más cuidado, para que la historia tuviera una solidez lógica: dejarse los pasaportes en el primer hotel, o la policía organizando una celada en el café menos cercable de Estambul. Pero por lo demás, una peli competente, con una pátina de cine antiguo que no está nada mal. Por ejemplo, la aparición de las oportunas pinturas cretenses en un decorado que simula las afueras de Knossos, abandonado en medio del bosque.

··········Hasta Mortensen está razonablemente clásico. Los diálogos no chirrían. Algún momento de suspense resuelto con una elipsis elegante. Eso sí, la línea básica de la historia, usar el thriller para hablar de la paternidad, se hace de manera un tanto pedestre, confiando al final la cuestión al parlamento de un moribundo, que es cierto que es otra muestra de clasicismo, pero también de falta de confianza en la narración.

··········Como otras veces en las novelas de Highsmith, al menos en la saga de Ripley, hay también una bonita muestra de la envidia de clase. O de un cierto cruce de envidias de clases: los señoritos, de la vida de verdad, los que provienen de clase baja, del estilo, los conocimientos, el saber estar y el dinero de los otros.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Ida

Etiquetas

··········Aunque es un tanto heladora y tristona, me parece una peli interesante, aunque hay unas cuantas cosas que no me gustan. En primer lugar, se condena a una de las dos actrices a un absoluto hieratismo durante casi todo el metraje. Es como si se confundiera la modestia, la humildad, el tener la mirada baja (lo que le corresponde por ser mujer, claro; sólo de ellas se considera una muestra de humildad no enfrentar la mirada, porque ellas, hijos míos, son la fuente del pecado), con una falta de expresividad.

··········La historia en sí, ojo que va tópico, lo polacamente esperable: el bien católico, el mal comunista. Dos mujeres que comparten unos días: la buena y la mala; con el tiempo veremos que en la vida de la mala hay un suceso que puede justificar un poco su maldad intrínseca (bebe, fuma, folla… y ha sido fiscal y juez en los años más duros de la implantación del modelo soviético, así que el guion le reserva el mal que merece), lo que facilita que la buena pueda ser más comprensiva.

··········Pero aparte de ello, la peli tiene interés en lo que nos cuenta que, para mí, es sobre todo nuestra falta de control en la toma de decisiones: la chica mala tomó una decisión de urgencia (en situación de guerra) dando por hecho que era provisional y devino definitiva; la chica buena ha crecido en un medio y de una manera que la decisión de tomar los votos parece indubitada y definitiva, pero su sensibilidad ante el sufrimiento de la otra le hace al menos decidir explorar otras oportunidades, lo que revaloriza su decisión final, de evitarse el arrepentimiento de lo no hecho y a la vez las actitudes autolíticas de quien se refocila en el mal.

··········También me parece muy apreciable como experiencia visual: transmite perfectamente un ambiente desapacibla, frío, triste, que se compadece bien con la historia. Hay un juego específico en el encuadre: se filma mucho aire encima de las cabezas, incluso llegando a cortar la parte inferior de éstas, lo que probablemente da parte de la sensación de sobrepeso de lo externo sobre las capacidades humanas que marca la vida de estas mujeres. No he sido lo bastante observador como para darme cuenta de si ese encuadre desaparecía en el tramo final en que nuestra monja decide darle una oportunidad al pecado en su vida.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Post tenebras lux

Etiquetas

, ,

··········He visto yo muy poco cine de este hombre, y sólo una está comentada aquí, en esta bitácora. Siempre me había dejado con una sensación a la vez sorprendida y placentera, pero esta vez no tanto.

··········Tiene que ver, claro, con que no entiendo la película. No soy capaz de hilar la narración principal con los insertos de otras historias (o ni eso). Cómo mucho sólo me hacía pensar el contraste entre el mal controlado, regulado (la educada agresividad del rugby, la consentida y organizada ruptura del comportamiento sexual en las escenas de la sauna) y el mal desordenado, la violencia en sí (la de “Siete”, la agresión al cachorro, la violencia implícita en el poco respeto en una relación de pareja). Pero en fin, nada de lo que yo concluya algo o que me abra alguna puerta que estuviera cerrada. Tampoco me aclara nada la irrupción del diablo, porque no parece que los problemas surjan desde entonces.

··········No me preocupa, a menudo, no entender lo que me están contando si me abre otras perspectivas o si se trata de una experiencia estética agradable. Aquí vuelve a haber una capacidad notable de filmar a la naturaleza como un poder sobre nosotros, a usar la cadencia y los minutos necesarios para que una tormenta pase de ser tuido de fondo a algo que nos asusta y nos haga pedir refugio, para nosotros o para el personaje. También me gusta la luz de las escenas de rugby, la buena filmación de la coralidad de la celebración familiar (¡hay esa bisabuela repartiendo –contra educadas posturas- los sobres con dólares a los niños!). Pero en conjunto, y al contrario que la otra mencionada, no es una peli que me deje visualmente impresionado.

··········Los niños que salen son los hijos del autor y, sobre todo con ella, hay un exceso de minutaje que se me antoja simple babeo paterno. No tendría importancia, pero es que es una sensación que me ronda durante toda la peli: esta obra es mía, yo ya soy famoso y filmo lo que quiera y como quiera (por ejemplo, la manera de filmar al diablo, como evitando cualquier cosa: miedo, repulsión, atracción; mostrando incluso torpeza en el movimiento de la animación). En fin, me temo que en mi memoria se quede sólo como una curiosidad.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Días de vinilo

Etiquetas

··········De lo que se puede saber de la peli antes de verla, uno piensa que será una suma de nostalgia y música. Pero no: la música deseada debía ser muy cara, porque casi todo lo que suena son piezas compuestas… por el director de la peli. ¿Nostalgia? Es difícil la construcción de una nostalgia sin apenas pasado. Como niños o muchachos, los cuatro protagonistas aparecen unos minutos, más para hacer algunos chistes respecto a sus padres que para definir sus caracteres o, sobre todo, para crear un grupo que nos permita luego verles como adultos en forma nostálgica.

··········De hecho, fracasa tanto en ese aspecto que de pronto hay que traer a colación un vídeo VHS grabado diez años antes del momento narrativo, para poder generar una escena de tiempo común de los cuatro personajes. Encima es un vídeo imposible, en que se oyen conversaciones de pareja al fondo mientras se baja el volumen de lo que sucede en el punto de grabación.

··········¿Qué es entonces la peli? Una comedia de esas de parejas que digamos que entran en crisis a la vez. Cada uno, eso sí, pisado por un pesado pasado, o por un presente en que determinados proyectos de futuro están catalogados (no por la sociedad, por el guión) como inmadurez. Idas y venidas, ocasionales vínculos o toques con la pareja equivocada, etc.

··········Aunque sin mucho contenido, la peli es bastante visible. Quizás la facundia tópica argentina, que a algunos tanto nos gusta, aquí sea menos brillante que lo habitual, pero está presente. Algunos autores secundarios (la vendedora piramidal, Sbaraglia) aportan el humor que escasea en los papeles principales.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

La vida inesperada

Etiquetas

,

··········Bien enfundada en el babeo hacia la ciudad de Nueva York, elegantemente filmada más allá de las perspectivas clásicas, la peli me iba pareciendo sobre todo una de esas comedias frustradas en las, al introducirles el componente romántico y un siesnoes humanístico, se pierde la capacidad de hacer gracia simultáneamente.

··········Además, los personajes principales, aunque bien construidos, tienen una evolución irregular con continuos picos y valles cuyo tránsito de unos a otros no se ve claro (los primos se pelean incluso físicamente o se cuentan verdades terribles sin que ello tenga efectos en su desenvolvimiento cotidiano, o se nos hace ver que la madre tiene un cáncer de colon sin que luego vuelva a ser mencionado o parezca tener efecto alguno en su hijo). A veces parece que hubiera habido algo de desorden en la ordenación de las secuencias, o que algunas significativas se hubieran quedado en la sala de montaje.

··········Así que estaba yo por considerarla una de esas pelis olvidables que no merecían mayor recomendación cuando, sin que ello la mejore en cuanto a su interés directo, doy en pensar que realmente, teniendo en cuenta aquello de lo que principalmente habla, la elección que a menudo tenemos en nuestras manos de una u otra vida, según decisiones concretas (dónde vivir, en qué trabajar, con quién estar), la verdad es que la peli es original en su pronunciamiento: tres de los cinco personajes optan en sus correspondientes bifurcaciones por el camino menos épico, el más seguro y trillado; pero contrariamente en lo habitual en el cine –que tiende a contar las victorias o las grandes derrotas, pero poco las rendiciones-, esas tres decisiones son presentadas con cariño, comprensión, sin crítica. Un cuarto personaje, que es de los que ha escogido el camino más difícil (vivir sin su hija), es convenientemente castigado por el guión; el quinto es más ambiguo porque, aunque ella no lo sabe, nosotros sí somos conscientes de que la vida que va a llevar a partir de ahora va a ir anulando sus pulsiones artísticas.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Stella cadente

Etiquetas

··········Como no es el sentido común el que rige mi vida, me voy a ver (en este instante gramsciano de mi país en que se ha ido el Borbón grande y aún no es rey el siguiente, y algunos estamos por hacer parir el monstruo… republicano) una peli histórica sobre Amadeo de Saboya, un tipo al que hicieron rey de España un poco de rebote, tirando de un parentesco lejano, suceso que acabó en República. Bueno, peli histórica, eso creía yo (y me parece que quienes tercian la sala). En realidad no es eso.

··········Como tampoco tengo veinte años, ya tampoco me hace feliz cualquier tipo de ruptura. Ésta me parece sobre todo ombliguista. Pero, aviso, bien puede ser mi reacción a sentirme burlado, lo que no me habría sucedido de haberme informado antes sobre la peli. Pero, ¿habría podido verla de otra manera, como a un juguete libre, rompedor, divertido?

··········Puede, pero la verdad es que creo que no. Si bien ya no le habría dado importancia a los anacronismos, las pérdidas de continuidad, la pobreza de medios, la antinaturalidad de conversaciones y personajes, etc.; habría necesitado de algo a que agarrarme. En una peli así sólo se me ocurren tres posibilidades: humor (y aquí, salvo algún momento musical, todo se cuenta tan tan seriamente), surrealismo (y aquí lo único onírico son los sueños, y cuando lo surreal está en el sueño, no hay surrealismo que valga) o belleza visual (y, vaya, es cierto que se hacen bodegones filmados –literalmente-, pero se contraponen con aburridas imágenes, muchas más, filmadas en un museo romántico, y con focos cenitales; pero salvemos, sí, alguna cosa, como la navaja crucifijo o la sala con la matanza colgada o un castillo de Bari y su mármol rojo, pero vamos, eso no lo aporta la peli).

··········¿Qué queda? No sabría decirlo. No funcionando ninguna de esas tres anclas, me parece pedante (¡esas lecturas!), molesta en su discontinuidad (y esos diálogos en que nadie responde a nadie), no muy bien filmada en lo que tiene de porno (aunque acabará saliendo en los buscadores por aquello de pene erecto en cine comercial, o paja melonar), con un pésimo doblaje (no he podido elegir en mi ciudad la versión original, donde al aprecer cada quién habla en su idioma). En fin, que no, pero que quizás en otro contexto. Ahora, pretender que aquí hay crítica o análisis político, amosnomejodas.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Todos están muertos

Etiquetas

··········Si va a haber muertos circulando entre los vivos, y no es una peli de zombies, qué mejor que esa visión mejicana de la relación con los muertos, festiva y de comunicación, y que el mundo del rock’n’roll, tonteando con los límites de las drogas y la carretera.

··········Una peli arriesgada que, con muertos moviéndose entre los vivos, juega al realismo, llevándolo un poco al borde. Me parece sugerente que la tensión, en lo emocional y en lo artístico, no venga de los recursos del cine fantástico o de terror, sino de los personajes, sus relaciones y conflictos. Eso no quita que la ambientación esté muy bien, intemporalmente bien, lo que importa es que es el futuro de lo que fue una época, así que todo tiene los colores de un pop avejentado, de lo que hace el tiempo con los colores vivos. Unos actores no intensificados (salvo Anaya, claro) para contar lo que cuentan, una música casi siempre diegética y que no subraya especialmente.

··········Es una historia de crecimiento, con algún momento tópico, pero bien contada: no sólo se trata de un desarrollo personal, sino que sucede en un medio y, si éste está bloqueado, la salida actúa en dos frentes posibles (o simultáneos): escapar fuera (la música, las afectividades externas) pero no es fácil, ella con agorafobia, el muerto que no sabe volver, el muchacho que no ha probado a volar; o resolver la familia, y para eso hace falta la sabiduría, y la consciencia de lo oculto, que da la edad.

··········Mientras la veía, me parecía que se desaprovechaban escenas o elementos de fuerte simbolismo (la falta de pies que exige apoyarse en las botas –el pasado-, ir echando la vida a la basura para poder morirse, alguna letra menos pop-movida y más potente, …) pero ahora pienso que esto le da a la peli un tono mesurado, que probablemente si se hubiera tirado hacia la intensidad emocional no habría resuelto bien y me habría gustado menos.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Hermosa juventud

Etiquetas

,

··········La verdad es que del cine de este hombre lo que me suele interesar son las formas (aquí, las tres pelis suyas de que se ha hablado en esta bitácora: 1 2 3). Desde ese punto de vista (y salvo lo que diré) ésta me parece la más pobre. Parece que parte de las imágenes las han grabado los autores con una cámara portátil. En todo caso, a mi me parece una filmación que se hace notar demasiado, con una cámara persiguiendo veces a la acción. Por lo demás, la habitual ausencia de música, la desnudez de todo refuerzo, etc.

··········Y en línea con esas maneras de filmar, la trama nuevamente requiere un plus de atención. No porque sea complicada, en absoluto, sino porque no se va a acompañar de una tensión dramática planificada, que nos lleve a nosotros: la peli, la vida de estos chicos, está ahí; o la sigues o no.

··········Las sinopsis publicitarias insisten en mencionar un elemento de la trama que en ésta no es muy sustantivo: en un momento dado, una pareja joven y en precariedad laboral, gana algo de dinero dejándose filmar un polvo como porno amateur. La peli no trata de eso, pero el suceso tiene para mí interés como una carga simbólica: si los que nacen desposeídos, los proletarios, no tienen de pronto nada que vender en el mercado de trabajo (esto es, al sector dominante de los dueños de los medios de producción no les interesa esta gente ni como productores –habiendo chinos- ni como consumidores –si ya se vive bien de la especulación, sin producir bienes-); pero mientras sean jóvenes pueden vender su belleza (la que aporta siempre la juventud: completitud sin deterioro) y la naturalidad del deseo. Todo, en el ser humano es expropiable; todo es mercancía en manos de los banqueros.

··········La peli habla más bien, y bien, de la asunción de responsabilidades, del carácter de derrota que tiene la rutina (“todas las mañanas del mundo son un camino sin retorno”), del riesgo continuo ante la violencia. Y de la mala comunicación. En esta peli, con protagonistas del grupo social que solemos llamar poligoneros, hay también en la incomunicación una muestra de un fracaso formativo (no sólo escolar): la expresividad argumentativa tiende a cero, a menudo a un intercambio de frases hechas. No hablo de que sea gente incapaz, sino de que la expresión acaba llegando más por los hechos que por las construcciones argumentales.

··········El desarrollo del argumento está lleno de elipsis cortas que, de hecho, hacen ver la película como tropezones, donde a menudo falta lo más emotivo (parte de los sucesos violentos, la despedida, …). Hay un inteligente juego visual que consiste en narrar parte de esas elipsis mediante la visión acelerada de una pantalla electrónica, un teléfono inteligente. Se entrega así la narración a lo visual en contra de lo verbal: fotos, vídeos, las frases cortas y onomatopéyicas de una conversación que sobre todo gira en torno a la imagen, y el ocio, también basado en ver como si se hace, el videojuego, en lugar de en hacer.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Viva la libertà / Viva la libertad

Etiquetas

,

··········Una de esas películas en las que el tráiler publicitario parece de más calidad que la peli en sí. Partiendo de una idea muy sugerente(y perdonando la inconsistencia de un hermano que nadie ha visto nunca pero que es inmediatamente reconocido y confundido en un restaurante), hay una serie de detalles mal resueltos, como si voluntariamente se alejara del verismo. No me refiero a escenas oníricas como la de la piscina sino a momentos tontos, como todos aquellos en que aparece el Presidente de la República (¿hablando bajito para que no le escuchen edecanes que permite estar presentes?, ¿dando saltitos en torno a un mapamundi?), o la chorrada de que un equipo de rodaje entre en crisis porque le falta un peón de atrezzo y lo solucione contratando a un anciano. O cosas mal montadas, como la pesadilla de la niña, que nos tienen que explicar después que hubo tal cosa. También hay momentos de exagerar la comedia, o de rebajar su nivel, que desvalorizan un poco el resto, como lo dicho del Presidente, o el tango con la Canciller.

··········Pero en fin, la peli tiene cuenta una historia curiosa, que da bastante juego. Por una parte, por el uso político de la retórica para conectar con la afectividad del electorado (y justo en estos días, en que en las elecciones europeas celebradas en España una de las listas ha usado ampliamente este efecto con gran éxito). En todo caso, no es en realidad una peli muy política, porque habla de lo que apsa en salones, moquetas, despachos: no aparece nada detrás, clases sociales, intereses, grupos de presión. En fin, sí es política (y de la que aguantamos hoy y nos sobra) pero de esa que es un artificio sobrenadando los problemas de la gente. Lo cual no está mal hablando del invento ése que hicieron para cargarse el Partido Comunista Italiano (no se disimula, aparece un instante una foto de Enrico Berlinguer).

··········Permitidme una maldad cínica: en conjunto toda la historia podría leerse de esta manera: el político comme il faut debe, durante una campaña electoral, sacar del armario su gemelo, el hombre afectivo capaz de conectar con el público y esconder así cuál es su tarea real (el hermano sano canturrea al final ante el asistente, como parte de una actuación). Y este (re)aprendizaje, para nuestro líder de la oposición, tiene lugar –dónde mejor- en el paradigma de la representación y el trampantojo: el rodaje cinematográfico.

··········Muy visible, en fin, pero con una intensa sensación de superficialidad, de reconducirlo todo a un juego de hermanos gemelos que se sustituyen en un examen. Salvo que uno se crea que hay algo más que la retórica y para eso harían falta algo más de dos frases de un libro de filosofía.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Le passé / El pasado

Etiquetas

,

··········Como en las otras dos películas del mismo director comentadas en esta bitácora, de nuevo en ésta uno de los temas principales es la culpabilidad. Aquí el guion juega a ir desvelando sucesivamente incomprensiones, malentendidos y la responsabilidad por acciones culposas que envenenan las relaciones. Sin embargo, personalmente me parece que en esta película se ha forzado demasiado la máquina de profundizar en espiral. De una manera ordenada, la culpa va apareciendo en los diversos personajes, conforme estos interactúan ante las culpas de los otros. Y esto, que tiene ingenio es, en primer lugar eso, más ingenioso que emocionante y, en segundo lugar un tanto inverosímil. Con la persona que veo la peli comentamos después que estábamos a la espera de cuándo le tocaba al niño ser culpable. Otro efecto de este esquema de juego de guión (“ahora te doy una vuelta más y pasamos al siguiente”) es que da una sensación de alargamiento (sin exagerar, no es una película pesada). Además, se juega también un poco con nostros haciéndonos creer cosas (como las paternidades del protagonista familiar) para luego ir mostrándonos nuestro error.

··········Con todo, y sin llegar al nivel de esas otras dos pelis, no deja de parecerme que tiene interés. Por una parte, aparece de nuevo la finura en hablar sobre las relaciones, usando detalles plenamente cinematográficos. Por ejemplo, en los primeros cinco minutos, con dos actos sutiles (tener que hablar a través de un cristal y entenderse perfectamente sin oírse; conducir a dos manos, teniendo uno que cambiar de marcha según la otra embraga) nos cuenta el nivel de conexión, de complicidad, de mucho en común de dos personas de quienes verbalmente se nos está contando su supuesta lejanía. O el uso de una avería doméstica de fontanería para turnar a los varones adultos en la solución de lor problemas de la casa: agua estancada. O mancharse y quedar marcado con la pintura con la que se intenta transformar la casa (o la familia) en otra nueva. Igualmente algo sobre el uso de los espacios (el cobertizo, dónde ha de dormir el niño).

··········Visualmente quizás menos interesante que lo esperable. Interpretada eficazmente (aunque a mí me parece algo excesiva la protagonista, admito que tengo la tendencia a sentirme molesto por los excesos chillones). Y con un juego curioso de pequeñas elipsis continuas, como si la historia se contara a pequeños golpes.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Azul y no tan rosa

Etiquetas

··········En un par de ocasiones, los personajes de esta peli bromean con el parecido de su vida o sus nombres con lo propio del culebrón televisivo. La broma es extraña porque, realmente, tiene bastante de culebrón: los periódicos puntos catárticos tras los que baja de nuevo la tensión (con un ritmo episódico), la previsibilidad de los conflictos, etc. Cierto que la interpretación es notablemente mejor que en esos productos televisivos (pero no es difícil, ni se llega mucho más lejos) y los diálogos son mejores. Pero, en fin, reconociendo que no lo es del todo, el concepto culebrón no se va de la cabeza mientras la ves.

··········Por previsibilidad no me refiero solamente al desarrollo de los conflictos, sino incluso a la existencia de éstos: el protagonista y su hijo han de tener una situación de enfrentamiento y desamor sólo porque eso ayuda a que la historia crezca después, pero se basa en algo incomprensible: no hay motivo por el que el personaje del padre haya dejado de comunicarse con el muchacho durante cinco años, y si lo hay no se dice.

··········Me resulta curioso cómo se puede hacer una peli en Venezuela esquivando todo lo que la haga parecer venezolana. Es cierto que, como en otras sociedades muy desiguales, una historia puede desarrollarse aisladamente en el mundo de los ricos (a la manera de las “comedias de teléfonos blancos” de la España de los años cuarenta), pero aquí hay como una voluntad de ocultamiento premeditado de la realidad venezolana: aunque sea un ejemplo banal, jamás veremos el nombre de la policía (ya que incluye el adjetivo bolivariana).

··········No dudo que este tipo de películas, que comprometen a actores famosos, productores, etc., en la defensa de la diversidad sexual, sea útil y necesaria, más cuanto más machista sea una sociedad, pero la verdad es que verla hoy en España da una sensación de antigualla (incluso ciertos toques almodovarianos hacen pensar en los años ochenta). De todas formas, ese “respeta al diferente” no es la única carga moral de la película: uno de los personajes, mujer seriamente maltratada por su pareja, queda embarazada de él; pues bien, todos los personajes tienen claro (y así convencen a la afectada) que no debe abortar como ella inicialmente había pensado. Eso sí (hasta aquí llega el progresismo) nos muestran que al final ha dejado por fin al canalla en cuestión (aunque de buenos modos y prometiéndole acceso al hijo por nacer).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Snowpiercer / Rompenieves

Etiquetas

,

··········Casi siempre en las historias de ficción científica y en las milenaristas, como ésta, uno tiende a entretenerse en buscar lógica en los sucesos que han acompañado al fin del mundo actual, y en el comportamiento de cada grupo social. Naturalmente, no hay que ser muy pejiguero con esto, la ficción es ficción y hay que dejarse guiñar el ojo y entrar al trapo, pero tampoco puede ser todo tan extraño que pase al terreno de la fábula.

··········Así que no le doy mucha importancia a cuestiones como vías férreas en uso sin mantenimiento y en condiciones extremas durante diecisiete años; a la difícil lógica económica de crear, alimentar y mantener a una especie tan voraz como la langosta (o similar) en cantidades industriales; o a la azarosa existencia de un oso polar adulto como prueba de la regeneración animal del mundo, cuando es una especie que vive quince años y come abundantemente focas que comen abundantemente pescado, etc.

··········Pero es que la peli, aparte de ser impecablemente de acción , funciona como una representación simbólica de, esencialmente, los problemas ecológicos (aquello de que los humanos deberíamos acostumbrarnos a vernos como habitantes de una cerrada y limitada nave espacial, llamada Tierra) y la lucha de clases. Sobre esta segunda cuestión la peli habla mucho y es muy sugerente: el problema de la necesidad o no del liderazgo, la cooptación de los líderes por el poder, el uso de las drogas para aquietar a los pobres, la tensión entre tomar el poder (la locomotora) o abandonar una sociedad injusta y salir fuera, etc. Y es en esta función simbólica donde encuentro una inconsistencia clamorosa, que desluce los desarrollos posteriores: ¿para qué existe la clase turista, el vagón de cola? En esta fábula, la única plusvalía que se extrae de ellos es la producción de tiempo en tiempo (¿cuántas veces en los diecisiete años?) de niños; pero para eso, ¿qué sentido tienen los ancianos, las mujeres no fértiles, tanto varón núbil? Vagamente se insinua que toda esa gente asaltó el tren para escapar del destino mortal de la congelación pero, ¿por qué quien puede sencillamente eliminarles les mantiene con vida, sometiéndose al estrés de alimentarles y aguantarles sus periódicas revoluciones?

··········Aunque el final baja un poco, la peli va mejorando conforme avanza. Los primeros diálogos son los habitualmente patéticos de las pelis de acción pero luego ésta y la aparición de nuevos personajes va dándole más interés. El intento de crear una estética propia de la situación desesperada del vagón de cola, se queda en una línea mad-max que resulta un poco absurda si sólo han pasado esos años: véase el zapato, por ejemplo, quién lleva eso en 2014. Sin embargo el avance por los sucesivos vagones va resultando visualmente ingenioso y atractivo. A veces incluso se deja llevar por el esteticismo (¿qué sentido tiene que los ninjas estén todos cegados con pasamontañas?: sólo estético). Y aporta ocasionales rasgos de humor, como la buena señora haciendo punto, impertérrita al paso de la vida ante sí.

··········El viaje hacia la locomotora tiene a menudo rasgos oníricos, como una suerte de vía de iluminación. Y la filmación en unos espacios así no deja de ser un desafío. Los exteriores también son resultones, aunque escasos para mi gusto. Y algunos de los personajes, en esa faceta onírica, son chocantes e interesantes (ministra, maestra).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

10.000 noches en ninguna parte

Etiquetas

··········Una peli original e interesante. A veces se pone lírica de una manera que la hace peligrar de ñoñería (¡esos muñecos de miembros amputados!), pero en mi opinión no llega a caer en eso.Visualmente sugerente, sin exageraciones que serían muy esperables con su temática; una cámara bastante móvil, con escorzos y desenfoques, pero sin alardeos y de una manera muy funcional para la historia que cuenta. Destaca la ambientación, la dirección artística, que consigue destemporalizarla, a la vez que usa nuestros recuerdos de una época gris (ahora que lo pienso, ese “nuestros” es solo para gente ya de mi edad) para insuflarnos ese ambiente triste y decadente.

··········Las historias vitales paralelas son un escalón más alto (y para algunos ¡tan necesario!) que los amigos imaginarios; el mecanismo de estabilidad necesario para una psiqué que habría quebrado hace tanto de no ser por ello. Y esas historias de vida paralela son, a la vez que un alivio, la necesidad estructural lógica unas de otras: si una historia llama al amor, hace falta otra que satisfaga el deseo y ambas para completar la vaciedad, la jaula de la vida entregada a proteger a quien abusa de uno.

··········El construir esas otras vidas para sobrevivir a la real puede parecer una cuestión meramente psicopatológica. Yo prefiero pensarlo desde otros dos puntos de vista: por una parte, no estoy seguro que de sea apropiado hablar de patología cuando una personalidad utiliza el recurso más económico, el que más da por la menor cantidad de esfuerzo y ése es la imaginación, cuando se aprende desde joven a darles casi tanto valor experiencial como a la vida real. En segundo lugar, es un acto de libertad; es cierto que esto es más ambiguo –y paradójico- porque es la aparente falta de libertad en la vida real la que condena al protagonista a crear las otras, pero a la vez no deja de ser una opción: renuncio al coste que tendría esa vida soñada si debiera ganármela como real con el sacrificio de la ruptura, la valentía, dejarse pelos en la gatera, elijo tenerla en una versión incompleta –y que se me obliga a abandonar periódicamente- porque así no incumplo normas de comportamiento que asumí como buenas en su momento. En realidad no pienso esto. O sí.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Night train to Lisbon / Tren de noche a Lisboa

Etiquetas

··········Me fastidian los errores tontos en las películas. Quizás no tiene mucho sentido fijarse en banalidades, pero por otra parte, cuando eso sucede también se debe a que la película no ha captado mi atención lo bastante. En esta peli hay cosas como que, tras pasar la noche en un coche en un acantilado en Fisterra, amanece… en el mar, en el oeste, un sindiós, vamos. O a un anciano le tiemblan las manos (tiene un motivo extra, aparte de la edad, pero eso es lo de menos) y regaña a quien le ha servido diciendo que a él no se le deben llenar las tazas; éste no se levanta a la mesa con tazas que hay al lado, sino que traga él la mitad de la taza, a lo que el anciano responde que nadie ha hecho nunca eso por él; pero ¿quién puede escribir algo así? Un tipo de 70 años, que fuma al parecer por primera vez (sí, lo sabéis, toserá y quien le ha pasado el cigarro se reirá, como si alguno de ellos recordara que alguna vez tuvieron doce años) coge el cigarrillo como si fuera un objeto extraño… que él jamás hubiera visto coger a nadie. En general, toda la composición física del personaje de Irons es patética; cierto que tiene que hacer parecer que es poco menos que tonto para la vida cotidiana, pero tan pronto cojea como corre tranquilamente. Bueno, muchas más inconsistencias tontas, que no tienen más importancia que la de dar la sensación de que el tipo que ha escrito el guión no lo ha leído luego al menos una vez (perseguir al farmacéutico para hablar con él en público en vez de entrar en la farmacia, llamar por teléfono al jefe en Berna para decirle… nada; un padre observando impertérrito la asfixia y posterior traqueotomía de su hija, …). De la inconsistencia idiomática, pasemos.

··········El caso es que, a cambio, la historia debería tener potencia. Y algo tiene pero, en primer lugar, hay que hacernos creer que la lectura de un librito vuelve loco a un profesor universitario (cuya casa es un puro libro): pues bien, nos van leyendo párrafos que, ora por desordenados, ora por ser lugares comunes, no son capaces de dibujarnos al personaje, del que –del libro- sólo aprenderemos que era muy culto y pensaba en términos filosóficos. Soy consciente de que no se habla de filosofía con facilidad en una película (incluso cuasi-alemana), pero quizás deberían escogerse textos más ligados entre sí y que aporten algo novedoso. Aquí al final sólo hay un pensamiento que (gracias a que la voz en off lo repite un par de veces) puede tener algún interés y una muy vaga relación con la historia.

··········¿Dónde está entonces la sustancia? Aunque pudiera parecer que, reconstruyéndose en la película la vida de un tipo que llegó a participar en la resistencia (eufemismo para no mencionar al Partido) portuguesa durante la dictadura de Salazar-Caetano, podría tratarse del compromiso o de temas conexos (cuando en la lucha coinciden trabajadores con personas que pertenecen a la clase de los beneficiados por la dictadura, por ejemplo), pero tampoco va de eso. Al final, lo que tenemos es (vale, lo adivinásteis de nuevo) una historia de amor, reconozcámoslo, un poco rarita, porque en ella la enamoradiza chica tiene la cabeza –y la libertad- de ir dándose cuenta sucesivamente que amar de verdad no ama lo bastante (y que una cosa es prendarse de un guapete poético y filosófico y otra es irse a vivir con el al Amazonas, amosnomejodas).

··········¿Qué queda? Bueno, el verdadero tema de la película probablemente es el paralelismo entre dos personas (el que se emboba con un libro y aquél que lo escribió) que coinciden en que ambos se saben más cultos que los demás y son conscientes de que eso puede aislar, pero si uno escapó de la trampa por la vía del compromiso y la amistad adolescente, el otro lo hará por la vía del viaje y de encontrar una mujer que no pretenda que baile. A mí no me basta para sujetar la peli.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.