La distancia

Etiquetas

, ,

··········Una peli sorprendente, llena de elementos atractivos, cuyo único defecto, para este superficial espectador que suscribe, es que no me entero de nada. No creo ser un obseso de la comprensibilidad: me gusta que me zarandeen en el cine, o que me inoculen sustancias en vena diferente a mis entendederas. Es cierto que tiendo a buscar simbolismos y segundas lecturas, casi como un pasatiempo, pero puedo prescindir de ello. El problema aquí es que la historia es lo bastante rara, pero tan ordenada, con una trama tan concreta (el contratar a los 3, la máquina, la vigilancia, …) como para dar por hecho que se quiere decir algo pero ¡ay!, yo no lo alcanzo. Pero eso es lo único malo: por lo demás:

··········Ya la localización es bien hermosa, tanto la desolada naturaleza turolense como las construcciones (si fueran de efectos especiales, habría que haberlas hecho justo así). La luz grisácea, desolada, vieja. La dirección artísitica, el atrezo.

··········Un continuo fondo humorístico que no se apoya en diálogos o en gags, sino en la capacidad para hacernos pasar de una sorpresa a otra. Vista en grupo, en cine de verano, tiene que ser un no parar. Viéndola –como me ha pasado hoy- yo solo en una sala pequeña, es una sonrisa frecuente (con, ya dije, el estupor por debajo). La manera de plantear la trama (la historia previa en off, la llegada de los enanos, la presentación de matemático y guarda). El uso de los animales (con los papeles cambiados, da más miedo el conejo que el zorro). La libertad idiomática: cada cuál habla en su idioma (o en el que procede, si haikus, japonés) y todo el mundo se entiende.

··········Bueno, en fin, que allá vosotros. Ya sabéis que yo veo de todo. Luego no digáis quesital y quesicual.

••••••••••Enlaces a imdb y filmaffinity.

A escondidas

Etiquetas

,

··········Por empezar por lo bueno, tiene mérito (aunque no sea mi opción preferida, mérito tiene) contar una relación de pareja a los quince años en la que prácticamente no aparece el deseo, y todo es una afectividad no cursi, pero sí romántica. Tampoco me desagrada alguna cosa en la manera de mirar la ciudad, no porque sea social, sino porque incide mucho en objetos deteriorados que han sido abandonados y están sólos en cualquier esquina o descampado. Por lo demás, una exhibición de todos los medios de transporte de Bilbao. Buenos secundarios (Agirre, Angulo, Wagener) con poco papel; también otro, Joseba Ugalde, que aporta el contraste de naturalidad al chico enamorado, y que lo hace tan bien que recuerda a aquel pescador del puerto de Donosti en “27 horas”.

··········La historia es de crecimiento, pero no del todo: no se trata de la totalidad de la personalidad dando estirones, sino solamente de la sorpresa del afecto y de lo cansado que es estar ocultándose porque no va en la dirección correcta. Pero hay dos grandes rasgos que no permiten disfrutar de la peli o considerarla al menos digna de recomendar. Y me temo que ninguno de los dos es exactamente voluntario, sino sólo efecto de baja profesionalidad. Ya me pasaba con otra peli de este director (véase).

··········Por una parte, hay un caos temporal. Alterar el orden cronológico en una narración no sólo es lícito, sino a veces funcional para llevar las emociones del espectador como el narrador quiere; pero si estás contando una historia de crecimiento, de evolución personal, ¿cómo puedes pretender que los actores te hagan sentir sus cambios si vas adelante y atrás? En todo caso, si lo haces, ten el oficio de poner anclas (la ropa, por ejemplo, un peinado, yo que sé, cualquiera de los trucos que usa un guionista para hacerte ver si esto pasa antes o después de) para que podamos intuir el orden que hay detrás. Mas bien se hace lo contrario: Ibrahim empieza en la carretera y suponemos que llega a la ciudad gracias a Youssef, pero luego esa misma carretera, esa misma camiseta, esa misma lluvia, se sitúan temporalmente después de su fuga de la ciudad. Al ir con Youssef, algunas escenas (sábanas, despertarse) hacen pensar que vive ahí, pero a la vez está en la residencia de menores. No sabemos si hay una pelea en la disco o son dos con los mismos protagonistas. A veces, además, con ganas de engañar: una simpática escena de amistosos zarandeos y empellones, que luego veremos que sucedió realmente en el local, se pone en el montaje inmediatamente antes de que suene el despertador en la habitación de Rafa, para hacernos creer que es un sueño de éste, previo a esos juegos.

··········El otro problema son las continuas chapuzas y descuidos. Por una parte técnicas: en al menos dos escenas, a un muchacho en camiseta se le marca bajo ella el micrófono prendido al cuello y el cable de sonido. No es que se vea la jirafa un instante: son escenas completas, con sus diálogos, en que uno de los personajes tiene un micro como si estuviera en un programa de televisión. Pero las chapuzas en lo argumental son mucho peores, y dan la sensación de que la prioridad del autor es contarnos una historia de amor, prescindiendo de cualquier lógica (cuando es esto lo que nos expulsa de la historia). Por decir sólo algunas: mozalbetes de quince años, deportistas, que cojean por un raspón en la caña de la pierna y lloriquean por el agua oxigenada (un chico cojea y debe apoyarse en el otro durante una peligrosa huída, por algo que, al llegar a casa se cura con agua oxigenada y una tirita, literalmente); Rafa entrará como un toro en la residencia de menores (donde nunca ha estado) para llegar a la cama de Ibrahim y mirar su taquilla (¿cómo las conoce?); ni Youssef ni Ibrahim parecen conocer la palabra y entender el concepto “entretener”, o son incapaces de usarlo para robar en la farmacia (se miran, “oh, qué quieres de mí, qué he de hacer”, coño, entretener a la farmacéutica para robarle algo); Rafa decide esconder a su amigo en el único lugar donde es seguro que van a ir todos sus compañeros homófobos; y, en fin, las he ido olvidando.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

La danza de la realidad

Etiquetas

··········Aunque está sujeta a narrar la propia biografia de Jodorowsky, la peli mantiene suficientes elementos de imaginación y libertad. No así de surrealismo; los pocos elementos oníricos tienden a sometertse a las exigencias de la narración.

··········Técnicamente vivaz, colorida, pero sin exageraciones. Los efectos especiales se quedan siempre n lo funcional, sin intentar impactar. El sonido me parece mal trabajado (los propios monólogos de J. quedan pisados por ruidos y a veces no se distinguen claramente).

··········La peculiaridad de la historia personal narrada no deja de tener muchos elementos universales. La madre (ubrérrima) que te rechaza cuando el padre te viriliza. Un Edipo más bien ligero, en que tiene más importancia el descubrimiento de lo oscuro y el acompañar al pequeño a la oscuridad asumiéndola ella, para que él pueda masticarla. La conciencia de la diferencia, el situarse siempre en la minoría, desde la circuncisión al comunismo pasando por el miedo. Y recursos fáciles para empatizar: el miedo a los insectos, darse el gusto de disolver a solas una marcha nazi.

··········Yo, tan lejano a lo circense, lo paso bien. Creo que funciona mejor la parte familiar que el desarrollo de historia social posterior. Hay bastante humor sin chistes. Y al final me quedo con un regusto a “Alicia en el país de las maravillas” desinfantilizada.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Kis uykusu / Sueño de invierno

Etiquetas

,

··········Una larguísima obra de teatro, entreverada de unos paisajes muy hermosos y muy bien fotografiados. No quiero decir que no sea, además, cine; lo es, hay mucho trabajo de iluminación, por ejemplo. Incluso el uso de espejos para ahorrar plano/contraplano, que a veces resulta un truco vulgar, aquí tiene maneras elegantes.
··········Salvo esos descansos en la contemplación de la naturaleza o el clima, la peli es sobre todo una conjunto de largos diálogos. No sólo están bien dichos, además resultan naturales y cargados de fuerza. Mi problema, pero es cosa mía, es que casi nunca me interesan demasiado. Y, curiosamente, su naturalidad, su aspecvto de conversación real, con sus adelante y atrás, sus contradicciones, sus idas y vueltas, los convierte ocasionalmente en confusos. El cine tiende a simplificar para que comprendamos bien los caracteres y sus sentimientos, aquí todo está más sumido en la duda, en la ambigüedad.

··········Hay momentos en que suceden cosas, claro, pero menos de lo habitual y, casi siempre, suceden para dar lugar a largos diálogos. Pese a su metraje, no se puede decir que la peli aburra. Incluso a quien no le interese demasiado esta exhibición de caracteres ombliguistas, el continuo cuidado en la luz y la belleza, el buen uso de algunos secundarios y esa naturaleza hostil, que parece querer expulsar al hombre como baldón del paisaje, hacen pasar el rato.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Bai ri yan huo / Black coal, thin ice

Etiquetas

··········Curioso cine negro, que lo es apenas en algunos factores, las formas especialmente y una suerte de amor loco, pero prescinde de otros: lo social, la investigación, los problemas morales (bueno, no exageremos, algo de eso hay, pero poco). Yo no diría que la peli es un fiasco, porque la salva el ambiente, pero resulta difícil de seguir .

··········Y no se trata de que el guión sea especialmente complejo, o de que el enredo intente despistarnos; es más bien un desinterés en todo lo que sería un proceso de investigación policial: hay personajes cuya funcionalidad se desconoce (los dos modernos de la peluquería), escenas enteras que no se siguen con la historia (los polis y la puta de carretera) y secuencias cruciales en la investigación (nuestro expoli subiendo una escalera) que son abruptamente cortadas. A cambio, se nos regalan escenas que uno no sabe si pretenden un toque surrealista o simbólico (como los fuegos artificales del final) o si se corresponden con alguna cuestión cultural que se me escapa. Pero es que además, más allá de un escena-a-escena, yo no soy capaz de hilar las supuestas dos investigaciones paralelas y convergentes, no entiendo por qué de pronto aparece la cuestión del patinaje.

··········A cambio, no se puede negar que la peli tiene un tono. Y es un tono peculiar, de un frío desolador, donde las relaciones humanas se parecen a las estufillas que vemos en cada habitación: omnipresentes e insuficientes. El uso de la noche, el hielo, la sensación de continua aguanieve me parece muy lograda. Y lo del enamoramiento, digamos, bueno, tiene su aquél que funcione como manera de salir de un estado de alcoholismo depresivo; y yo diría que conlleva la sinceridad de que es una relación más regida por el deseo (¡con ese frío!) que con un verdadero enamoramiento, porque el uso de la relación para resolver los crímenes es un tanto despiadado.

··········También me parece atractivo un cierto estilo David Lynch, en unas ciertas sorpresas en lo cotidiano (¡esa empresaria de la noche en su bañera!). Un par de momentos en que pasamos a cámara subjetiva precisamente cuando no se trata de sujetos (un muerto, una moto). Y, desde luego, el concepto de ser pareja de un muerto viviente; no me extraña que se le quede esa cara.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Los tontos y los estúpidos

Etiquetas

,

··········Aparentemente, no es una película, pero tampoco es su guión, ni su trailer, ni su making of, algo diferente: la depuración, la reducción al mínimo de lo necesario para contar una historia. El efecto es recordar el poder de comunicación de los actores, que a menudo han de construir el decorado y al puesta en escena mientras actúan y, en adición, ocasionalmente han de interpretar dos niveles, el de la historia contada y el del actor que hace la lectura en alto del guión.

··········Ya sólo por eso resultaría interesante, pero hay alguna otra cosa: una buena capacidad para mirar las maneras en que nos protegemos o nos mentimos. La diferencia entre tontos y estúpidos, entre quienes han cometido y cometen errores y quienes los vuelcan sobre los otros. Unos buenos diálogos, que suenan naturales (no siempre, mejor en las historias de los tontos que en la de los estúpidos). Recuerda un poco a las historias de Sergi Belbel, esa sensación de ausencia de un tema único en una intercalación de historias. No tanto historias de amor y desamor como cuanto de los cambios que unos y otros provocan: la virilización de la mujer viuda, lo que se aprende en una relación con un imbécil, la creencia –por el imbécil- de que una relación consiste en la disponibilidad, la irrupción del joven tipo “Teorema” de Pasolini (con la buena idea de que él no aparezca porque no importa como personaje, sino por sus efectos).

··········Además me parece de una factura elegante. Cuestiones de fotografía e iluminación en la que probablemente reparo poco normalmente, aquí destacan por lo peculiar de la propuesta. Me gusta también que el juego en tres niveles (los actores como seres reales, los actores que actúan de actores de una película, los personajes de esta última) no pretende nunca confundir ni invadirse unos a otros: uno de los esquemas se separa con blanco y negro y ausencia de sonido, y el otro apenas va conduciendo y rara vez i(nte)rrumpe.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

La isla mínima

Etiquetas

··········Una buena peli de cine negro, en la que la investigación y el contexto recuerdan a “Cosecha roja” de Hammet, en el sentido de más trabajo de calle y contacto que de deducción lógica, y en el de una situación social que es, más allá de un contexto, una explicación de fondo de por qué pasan algunas cosas. Creo que define bien dos caracteres policiales, convenientemente contrapuestos (legalismo/experiencia, distancia/compadreo, …) a los que la historia irá haciéndose acercar no ya en lo afectivos sino en las personalidades. ··········Visualmente me parece atractiva, con un muy buen aprovechamiento de unos parajes peculiares. Hay unas tomas cenitales que, más allá de la broma sobre el cerebro en los títulos de crédito, son a la vez hermosas, muy buenas técnicamente (estables hasta la ficción) e informativas en cuanto a la trama. Igualmente la ambientación. ··········Es una pena que haya una cierta cantidad de cosas raras. Por una parte, al escoger un paisaje así, no se pueden reproducir escenas como si estuviéramos en las calles de Nueva York y no entre marismas y cultivos en llano: las persecuciones no pueden aquí ser presentadas como discretas, porque no lo son y la escena del culatazo tampoco es creíble en un llano así. Pero más que ello, me fastidian inconsistencias de guión: el trozo de negativo fotográfico estaba en un sobre de correos y nadie le da importancia a quién lo ha mandado, un chulito amenza hasta con navaja a un par de policías y se le deja ir tranquilamente, un juez que regaña a la policía porque un investigado pasa una noche en los calabozos (¡en España!, ¡en 1980!, o incluso hoy). Y aún más, una cierta falta de interés en completar la trama: si hay un fin abrupto de la investigación al conseguir un único culpable, ¿no habría que mostrar quien la para? ··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Lasa eta Zabala / Lasa y Zabala

Etiquetas

,

Sección Oficial

··········Parece que es la primera vez que una película muy principalmente en vascuence llega a la Sección Oficial de la Zinemaldia. Pero no es sólo eso lo que llena la sala más grande (el cubo mayor del Kursaal): dentro del lema “verdad, justicia, reparación”, la primera palabra exige que se cuente lo sucedido no sólo en documentos judiciales, sino también en la literatura, el cine, la televisión. Así que cierto sentido la peli tiene el sambenito de “necesaria”.

··········Por lo demás, no es gran cosa. La mayor parte del tiempo es una narración competente, aunque a mí casi todos los diálogos del abogado –especialmente los más ideológicos- me resultan completamente acartonados, no creo que nadie hable así en la vida real. Hay quien considera excesivo el detalle de las torturas que aplicaron a estas dos persona; a mí no me lo parece: en primer lugar, porque hay que contar estas cosas, por lo que decía antes, en segundo lugar, me parece que más que detallar, se describe, quiero decir que es como si se hubiera querido filmar todos los tipos de tortura aplicados, pero sin repetirlos, cuando en realidad lo terrible de la tortura es su continuidad, su duración indefinida. De todas formas –puede ser algo personal- a mí me encoge más las vísceras la escena en que se le niegan alas familias los restos para su entierro que las toruras en sí.

··········Siendo una peli no “basada en hechos reales”, sino una narración de éstos, me parece interesante lo que se cuenta (sea cierto o no) de la manipulación de un testigo por parte de la acusación particular, y del momento en que los torturados se quiebran y delatan.No ahorrar esas cosas me parece valioso.

··········Aunque no dudo que sean así como sucedieron las cosas, la investigación que se narra en la peli está tan trufadas de casualidades, que tampoco da el tipo como peli en que unos abogados investigan a fondo y con astucia: aquí todo parece venir rodado. Hasta el punto de que jueces y fiscales aparecen como neutrales y no como defensores del Estado… de los GAL.

··········Como en otras pelis de esta Zinemaldia, es sugerente el tema de que no se debe ver al Estado abusador como un ente férreo y sin grietas, sino que, sobre todo el tiempo, hace que personas muy protegidas dejen de estarlo, y gracias a la constancia en la presión puedan desvelarse estas cosas (hasta donde se desvelaron, que en el caso de Lasa y Zabala tampoco fue, ni de lejos, todo).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Toto si surorile lui / Toto y sus hermanas

Etiquetas

Sección Nuevos directores

··········Magnífico documental rumano, que parece reunir todos los problemas que puede tener un documentalista, para superarlos. Grabación de la vida real, desde la mirada de los niños de una familia, en un barrio gitano. Del padre no se sabe nada, la madre está en la cárcel (siete años, por tráfico y consumo de drogas), Toto tendrá unos 9 ó 10, Andrea, 14 y Anna, 17, ya enganchada a la heroína y seropositiva.

··········Además de filmaciones en la cárcel, en la escuela, en un orfanato, en las calles, …, una gran parte del metraje está filmado en la degradada casa de estos tres chicos, lugar al que (sea por tráfico, sea porque uno de los hermanos de la madre es un adicto) vienen a pincharse las venas periódicamente un grupo de yonquis. No siempre las hermanas duermen en casa, y Totó dormita o se aburre tirado en el sofá sobre el que hay jeringuillas, papelinas, …

··········En el coloquio, varias preguntas giran sobre cómo conseguir la confianza necesaria para poder meter una cámara en esos sitios. Se usaron contactos, claro, y relaciones con quienes tenían poder en el gueto, pero, aun así, es admirable. A veces, la cámara está en las manos de Andrea, pero la mayor parte del tiempo hay ahí un adulto filmando a baja altura.

··········La peli no se queda en un muestrario de degradaciones. Se ven profesores y trabajadores sociales haciendo pacientes una labor que siempre me parece más allá de lo esperable. Hay también muchachos enseñando a bailar hiphop a la chavalería, y esa será una vía de redención de Toto (vaya, una posibilidad).

··········Además de golpearnos el hígado contundentemente (sin ñoñerías ni subrayados), la peli reabre en nuestra cabeza el tema de la confluencia o contradicción entre los servicios sociales y las estructuras familiares. El derecho o no de una madre incompetente a tener a sus hijos consigo, el riesgo de que un Estado que funcione mal (y en eso hay mucho de que haya o no dinero suficiente) no sea una alternativa mejor, sino que rompa los muy débiles pero muy primarias y afectivas estructuras familiares de protección de la camada..

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Bande de filles / Girlhood

Etiquetas

Sección Perlas

··········Historia de crecimiento de una muchacha negra en un suburbio parisino. En su primera parte cuenta, yo diría que muy bien, aunque aparentemente de forma esquemática, el proceso de pasar de temer a las otras chicas que viven organizadas a desear integrarse y lograrlo. Un proceso de empoderamiento que pasa por el reconocimiento de los otros, pero que incluye, en lo público, el cumplir ritos de paso que dañan a terceros, como ella fuie y sufrió y que se expresa también en el primer empuñamiento de un arma.

··········No sólo en esa primera parte funciona bien, la segunda, más compleja, trata ya de la elección entre varias opciones vitales. Por una parte, sin empoderamiento no habría habido elección, sino un dejarse llevar por lo que se espera de una. Por otro, no basta ser de un grupo para que las cosas vayan bien. El grupo protege en la calle, por ejemplo, no en las casas. En el grupo, además, se aprende a despreciar determinadas opciones de futuro. La seguridad, ¿tiende siempre a quitar libertad?

··········La historia no es muy tópica en el sentido de que, metida en un círculo, necesariamente se caiga en una espiral que lleve al sumidero. La chica tiene posibilidades para elegir y, aunque con sote, se mueve entre ellas. Respecto a los grados de liberación que aporta el grupo, es significativo que donde menos da sea en las cuestiones de género. Hay al principio de la peli una escena muy gráfica y bien realizada, con un sonido muy cargado de sentido: un grupo de muchachas acaban su partido de un deporte (tradicionalmente masculino, además) y vuelven ambos equipos juntos; bulliciosas, gritando, bromeando, comentando jugadas. Conforme el grupo pasa de las pistas de deporte (iuminadas) hacia los portales, donde los varones de su edad hacen corros, el sonido de ellas desaparece y con él la alegría, la unidad, el grupo. Las muchachas pasan a deshacerse en parejas, individuos, que van accediendo a sus respectivas escaleras, sin que ya digan nada más que protocolarios saludos y manteniendo el silencio y la vista baja antes los grupos de varones.

··········Personalmente me sobran los números musicales, aunque sean perfectamente lógicos en una historia de gente de esa edad, que disfruta de la música en grupo, como quien de la comida o el deporte.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Smrt ĉoveka na Balkanu / Muerte de un hombre en los Balcanes

Etiquetas

Sección Eastern promises

··········Una de esas piezas-desafío para un director. En este caso, una sólo cámara, diegética, en plano fijo continuo (con un único movimiento, integrado en la historia): nada de encuadres, iluminación suficiente para que todo esté enfocado, y los actores colocándose correctamente respecto a la cámara.

··········Todo ello no como un ejercicio de estilo, sino como decisión coherente con la trama: un hombre va a suicidarse en su casa y antes de hacerlo deja la cámara de su ordenador encendida para que registre ¿para quién? todo lo que va a pasar.

··········A partir de ahí, una comedia costumbrista, con una serie de personajes, todos más o menos despreciables, que con total indiferencia al muerto y sus motivos, nos van enseñando sus vergüenzas morales.

··········Eficaz, suavemente divertida, simpática, sin mayores pretensiones, hace muy bien lo que quiere: hacer pasar el rato. Por lo demás, mostrar los intereses cutres que cada cual pone por delante y por encima del tema esencial de este planeta: qué lleva a un hombre a rendirse y matarse.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

La princesa de Francia

Etiquetas

Sección Horizontes Latinos

··········Una deliciosa golosina: una comedia menor de Shakespeare que es a la vez vivida y representada para la radio por un grupo de jóvenes argentinos. Bienhumorada, veloz, ligera, bien interpretada; no siempre hacer un clásico es acartonarse en complicados decires.

··········Porque ése es uno de sus triunfos: la revisión del texto que mantiene a la vez el engole del bardo representando nobles cortesanos, con un trufado de la facundia porteña, de esa rapidez y precisión en el decir.

··········Claro que carece de un fondo real: de ese juego de relaciones no cabe sacar más que el uso de algunas técnicas para encelar a una dama o burlar a un amigo. Los personajes no precisan más consistencia que la que les dan sus rápidos parlamentos.

··········Si todo el nada largo metraje es agradable, los primeros diez minutos, para quienes apenas hemos leído una sinopsis de una treintena de palabras, impacta: Schumann, fútbol, Shakespeare, flirteo y persecución.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Dos disparos

Etiquetas

Sección Horizontes latinos

··········Es una pena que en una peli con un trato tan arriesgado con el público, el director sea durante el coloquio tan poco asertivo, tan indiferente. Algunas personas se han ido, muchas otras están sorprendidas y quizás era el momento de reforzar la visión tranquila, desprejuiciadas, sin ansias interpretativas o simbólicas.

··········Si recuerdo bien “Silvia Prieto”, del mismo director, que también vi en Donosti y por quien bauticé algo tan personal como una bici, la sensación de delicioso despiste es similar. Aquí, además, la historia se desvanece, porque se va transformando conforme los personajes se mueven; esto es, ellos van de aquí para allá, interactúan y atrás queda aquello de que se hablaba, y estamos en otra cosa, con otra gente, y sólo tangencialmente volveremos a los anteriores.

··········Más alá de intelectualismos yo, lego y simple, me dejo llevar por el humor de las situaciones y el del planteamiento general. Al fin y al cabo (perdonadme el sacrilegio), la irrealidad de la presentación de lo cotidiano, o la forma cotidiana de presentar la irrealidad es tan cortazariano…

··········Una atenta espectadora nos hace notar que no hay una sola sonrisa en toda la película. Tampoco ninguna otra emoción verdadera, sino la gestión de cotidianeidades, como las que provoca llevar dentro aún una de las dos balas que, inopinadamente, se ha disparado el primer protagonista. La frialdad naturalista me recuerda los diálogos de Rohmer. En el coloquio, actriz y director coinciden en que la película es muy musical, no sólo porque algunos de los protagonistas forman un cuarteto de flauta dulce, sino porque no se interpreta desde la psicología de los personajes, sino desde un cierto ritmo. En todo caso, relájense, no pidan nada (ni comida rápida) y disfruten.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Káin gyermekei / Cain’s children

Etiquetas

Sección Nuevos Directores

··········Un documental húngaro sobre tres casos de homicidio cometidos por adolescentes, o más bien sobre ellos mismos y su entorno de hoy. Los autores, documentándose para otra peli encontraron un material precioso: entrevistas filmadas en sus celdas a tres muchachos condenados por asesinato, así que les buscaron y accedieron a hablar, tras mucho trabajo de acercamiento, paciencia y muestras de interés y curiosidad.

··········No sólo ellos, también miembros de su familia, vecinos, … Voces muy distintas, desde madres a chavalitos descendientes que creen saber lo que hizo Papá. Aunque algo de eso hay, no se trata tanto de reconstruir la verdad de los hechos como de recuperar las sensaciones y enseñar cómo se articula ahora en sus mentes aquello que sucedió y su relación con su vida actual (qure no es envidiable: cárcel, psiquiátrico, rebusca en los basureros).

··········Más allá de mecanismos exculpatorios o de desplazamiento de responsabilidad, que hay extrañamente pocos, si se les escucha su conciencia sobre lo azaroso del destino, la transformación total por un acto aislado. Y también una suerte de lucidez en el análisis social, en la apreciación de la familia, en la visión sobre la marginalidad (si te dan algo, ya eres ciudadano y estás atrapado; si no tienes, se te empujará más y más fuera del sistema).

··········La filmación es sobria, pero atractiva. No abusa de rellenos entre los parlamentos de unos y otros, pero lo que hay son elegantes, coherentes con la historia (¡esa anciana intentando reconstruir el suelo de su infravivienda, con los pedazos rotos de sintasol, de su vida!). Y muchas de las grabaciones cara a cámara están muy bien ubicadas. Salvo algún momento con un niño, la voz de los interlocutores-realizadores no aparece, pero en un caso, lo que se filma es casi un interrogatorio agresivo de una vecina a la madre de uno de los asesinos.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Predmestje / Suburbios

Etiquetas

Sección Eastern promises

··········Uno empieza viéndola como una comedia algo costumbrista y algo cutre, pero llega bastante más lejos. Usando a una cuadrilla de cincuentones va lanzando torpedos contra el machismo, el nacionalismo, los abusos domésticos, la tortura a animales, la violencia.

··········Sin grandes subrayados, con total naturalidad va mostrando que este grupo de agresores domésticos, xenófobos, de una sexualidad sólo pornográfica e incapacitados para el amor por su propia falta de respeto, son a la vez muestra de tantos tópicos que acaban por ser representativos. Claro que no específicamente de Eslovenia, podrían ser igualmente de mi país; de hecho, a rato me recordaban a los adolescentes tipo de película gamberra yanqui.

··········La ambientación es también deprimente, gente preobesa, sudorosa, mal compuesta, muebles de plástico y contrachapado, casas VPO repetidas, pequeñas, monótonas.

··········Correctamente filmada, sin grandes detalles visuales (más allá de las escenas del gozque), creo que tiene un guión muy bien planificado, en el que se van sembrando poco a poco los detalles para que identifiquemos progresiva e indubitadamente con qué cuadrilla tratamos, con qué rasgos de los nuestros vamos a ir viéndonos reflejados.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.