Etiquetas

, , ,

··········Hay gente que hable de lo que hable, lo hace en forma interesante, y Guerín es así. Esta peli, que conforme avanza puede parecer un juguete cómico, una burla sobre las racionalizaciones y construcciones mentales con las que dotamos (o lo intentamos) de orden al deseo, no lo hace de cualquier manera, sino hablando muy seriamente de literatura.

··········Si bien no todas las conversaciones, las clases académicas en la Universidad de Barcelona son subyugantes. Un palurdo no muy leído como yo necesitaría más tiempo escuchando para ordenarlas y formarme opinión, pero es una delicia escuchar la relación entre la literatura, los muertos, el amor, el deseo, a partir sobre todo de los clásicos del dolce stil novo. Pero a la vez que se habla con enjundia de literatura, se habla también de su uso como trampantojo. No sólo del amor como invento literario de la cultura europea occidental, sino del uso concreto entre los personajes narrados.

··········El montaje, contra la costumbre de los últimos años, respeta el fraseo, sin construir cada frase a base de cortes de enunciados más largos y con más subrodinadas y dudas; a cambio, claro, hay más interrupciones y más frases que aparecen fuera de contexto. Casi lo mismo que decir de la cámara, que se coloca y se mueve poco, jugando con frecuencia con la veladura de cualquier cristal que refleje otra realidad entre ella y los personajes, con lo que alguna vez se va a fueras de campo.

··········Comprensible, tratándose de filólogos y estudiantes de esa disciplina, pero sorprende felizmente la libertad con que la gente se comunica en cuatro idiomas romances (castellano, catalán, italiano, sardo), cambiándolos conforme lo que se quiere decir lo pide. Nadie de ese nivel cultural va a quejarse ni a demandar traducciones. Pero precisamente por eso, me resulta extraño que ciertas escenas tengan doblada a alguna de los personajes.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios