Etiquetas

··········Viéndola, me resultaba inevitable recordar “La maladie de Sachs”, de hace más de quince años. Porque, con un tema parecido (donde hay un tumor había una depresión) a aquélla la recuerdo mucho más viva y emocionante.

··········Cierto que esta peli es voluntariamente discreta, de forma muy bien calculada, sin grandes subrayados emocionales, sin tremendos dramatismos. Pero en la otra la relación con los personajes secundarios (los sucesivos pacientes especialmente) iba construyendo al personaje del médico y haciéndole evolucionar. Aquí es más hierático, menos reactivo a la historia.

··········Salvo, claro, en aquello que acaba siendo la nuez de la historia. La capacidad de enjuiciar, con consciencia y libertad, cuando dejar de luchar contra el deterioro que es la vida. Me gusta que el proceso de decisión no sea aquí nada simplón, que la historia paralela del anciano no lleve a una conclusión evidente e inevitable, sino que lo hagan elementos más sutiles y dispersos, como el envidiable sentido de comunidad de ese pueblo.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios