Etiquetas

··········Supongo que filmar una historia tan teatral se sostiene sobre todo en la confianza en los actores, pero aquí son principalmente una Maribel Verdú poniendo una agotadora cara de mala y un Carmelo Gómez bastante fuera de lugar, gesticulando con aspavientos.

··········El tema interesa, aunque, como habitualmente, se queda en lo fácil de denunciar un presunto exceso del sistema, y no la lógica interna de éste, que hace del exceso su característica.

··········Pero al menos los personajes, incluso los malos, van encontrando pequeñas redenciones o justificaciones. Cuidados pero obvios colores fríos para el mundo empresarial, en contraste con las cálidos de las mínimas escenas de casi hogar. Y todo, en fin, adolece de una cierta falta de fuerza, un ritmo lento que intenta elevar la música acércandose a unos climax que no están en el guión. Cierto que esa cierta frialdad puede que se acompase bien con el contenido de la historia, pero yo diría que al público nos aleja.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios