Etiquetas

··········Muy eficiente thriller de ataque a un banco, con valores que lo mejoran sobre la simple película de género. Por una parte, hay un cierto cuidado en la estética, tanto en elementos que resulten chocante y la hagan fácil de recordar, como las máscaras de los asaltantes, como una pátina de color verdoso para todo el metraje.

··········Pero como peli de acción funciona eficaz. La tensión de un ritmo potente y sostenido, se alivia con remansos en los diálogos (sin necesidad de montar una historia de amor como habria hecho el cine de Hollywood, más allá de algún flirteo). Para esto funciona bien, acá en España, el encanto que a muchos nos produce el habla rioplatense, la facundia, la capacidad de integrar imágenes casi poéticas en las conversaciones más cotidianas. También en un recurso frecuente del subgénero con rehenes: los duelos de inteligencia de los interlocutores y las interpretaciones que cada uno debe hacer de los otros.

··········Pero además la peli tiene un fuerte valor social. Últimamente no es infrecuente que el cine español o coproducido introduzca elementos de nuestra última realidad (esa estafa llamada crisis), con una mirada crítica. Pero en ésta, al contrario que en otras, sí se identifica bien a los culpables (la connivencia de corruptos, banqueros y políticos), y se hace en un contexto penal, lo que deja a las claras cómo unos delitos se persiguen a arma desenfundada y otros se enredan en marañas legales. Pero además, la peli no omite uno de los elementos más graves de la corrupción política: la entrega por altos funcionarios de su honradez, de su obligación de servicio al ciudadano en las aras del enriquecimiento de los políticos de paso, por si cae algo, sea en dinero, en promoción, en salidas profesionales.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios