Etiquetas

, , ,

··········Las conversaciones que filma esta peli adolecen todas de un cierto tono de falsedad. No por los interlocutores ni, de hecho, tampoco por lo que dicen, sino por la falsedad del momento, una suerte de reproducción de conversaciones ya mantenidas en otro tiempo anterior, una reproducción para la cámara pero sin mirar a ésta. Lo cual es complicado, ya que ella se obstina en rodear a los participantes una y otra vez.

··········El montaje, la edición de estos diálogos son a ratos del tipo multicortado: hay frases que desaparecen a la mitad de un argumento, hay otras reconstruidas a base de corta y pega. Ya he comentado en esta bitácora que para mí, lo que se gana en acortar, y por tanto poder tocar más temas, se pierde totalmente en veracidad. De un parlamento escuchado en ese estado, yo ya no hago cuenta; a saber qué ha dicho en realidad.

··········Los interludios entre las charlas, a menudo me resultan morosos. La peli se alarga poco más de las dos horas. Sin embargo, en algunos de esos interludios brilla algo de humor en la mirada a los edificios, a la gente; y, aún más, hay también un punto de humor en usarlos como contrapunto a tanta charla teórica: es en los interludios donde aparecen los trabajadores, barrenderos, camareros, limpiadores, como un contrapunto de vida real.

··········Dicho todo lo cual, la peli me parece muy interesante. Por un lado, hay un tercer elemento material, que son filmaciones de sucesos en la calle (normalmente en torno al 15-M y a los meses de movilizaciones que siguieron y a su represión policial). Por otra parte, casi todas las conversaciones tienen interés para mí. Y, en definitiva, me parece un documental genuino: documenta, cartografía por hablar en su estilo, una época de nuestra historia reciente por medio, principalmente, de las interpretaciones de analistas que suelen ser a la vez protagonistas de esos movimientos de respuesta al neoliberalismo salvaje (¿hay otro?). Pero por medio también de los lenguajes utilizados: desde la pedantería posmoderna (vocabularios y construcciones como de las páginas finales de cada “Diagonal”), a las conceptualizaciones de las facultades universitarias de Ciencias Políticas de donde salió el partido Podemos. Curiosamente, en la conversación que mantienen unos científicos investigadores del CSIC hay mucho menos de idiolecto –justo donde sería más comprensible.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios