Etiquetas

··········La repetida obra, pero bajo una visión mas moderna: la guerra como momento de excitación y pavor, más que de honor y gimnasia; el frio; la pobreza de viviendas (campamento sin más construcción que la capilla, en el caso del Innisfree de Macbeth).

··········Un bonito tratamiento del paisaje, de los colores fríos, de la naturaleza humeda, neblinosa, hostil, y el contraste con fuertes rojos conforme avanza la trama.

··········Dentro de la tragedia, es curioso que, en vez de pivotar sobre la ambición, el argumento verdaderamente triunfante de Lady Macbeth es el que pone en duda la virilidad de su marido; no a título personal, no se trata de excitar su deseo, sino de hacerle dudar de su virilidad como pose social, ¿con que derecho acercarse a ella quien no es capaz de…? Y también curioso el giro a la psicosis, en plan Kurtz (si entramos en ello, hasta el final y con total entrega); al fin y al cabo, atender a las voces, cada crimen alimenta el siguiente.

··········También me interesa el giro de Lady ante lo que ha creado, porque forma parte del juego de lealtades: una posición bien diferente a la de quienes se someten, no sólo bajo la ambición, sino también inclinando el sentido común frente a la locura.

··········Quizás en algún momento me agota la intención de aportar más tragedia que la que puso el propio bardo: éste ya medía bien los tiempos y parlamentos (incluso excesivos para hoy día) así que alargar más ciertos momentos (no la peli en su conjunto, que ni es ni parece larga) y reforzar la intensidad dramática con detalles (gestos, sudores, gritos) no parece necesario, aunque quedaría bien si no fueran en ocasiones excesivos.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios