Etiquetas

··········Peli de mafiosos más FBI que no aporta gran cosa nueva. Huera visualmente (quizás algunas tomas arquitectónicas del edificio policial, por su relación con los apartes que han de ir haciendo los personajes), toda sustentada en la trama (el habitual basada en hechos reales), y los actores, con diálogos funcionales nada elaborados.

··········Lo que tiene de interes es el asunto –muy del género- de las lealtades, pero al contrario que en las de mafiosos a la italiana, aquí se hace un curioso distingo, la pertenencia al grupo ya no es garantía de nada (de hecho hay una deriva paranoica propia de las organizaciones cerradas y de los días jueves) y la unica laltad que parece subsistir es la de los restos de alguna historia de patio de colegio.

··········Algún otro tema de interes es el de los controles necesarios dentro de las organizaciones que tienen que interactuar tanto y tan intensamente con el crimen organizado, y qué tan cruciales son los protocolos. Y esa prensa libre como elemento vigilante (¿seguirá siendo asi o ya, como en España, la prensa pertenece directamente a las mismas organizaciones que se lucran con la desaparicion de toda norma de control).

··········Se pasa como sobre ascuas por un tema curioso: el personaje principal, poco desarrollado, y cuyo comportamiento (a falta de mas información sobre posible avaricia o ansias de poder) tiene rasgos de paranoia, se ha sometido en la cárcel, para reducir condena ¡a 50 sesiones con LSD!

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios