Etiquetas

··········Yo diría que resuelve muy bien la coralidad. Los espacios de masas resultan comprensibles, haciéndonos enfocar la vista donde interesa en cada momento y relacionándolos bien con las escenas de habitación. Alñguna incoherencia menor, como el regidor dando instrucciones no des fuera, sino dentro de lo grabable del plató, una y otra vez.

··········Algunos personajes y relaciones son suficientemente divertidos. Sin embargo, la peli no me parece que lo sea mucho. Yo diría que fallan sobre todos los diálogos, no por mal dichos, sino porque a menudo no levantan el vuelo y parecen meramente explicativos. Situaciones como las relaciones entre el divo y su hijo adoptado (muy bueno el photoshop en la Plaza Roja), que son ya de entrada bien cómicas, no dan mucho de sí.

··········No es una peli que tenga vocación de aportar ninguna sustancia, claro. Y más allá de algunos detalles sobre EREs y condiciones laborales, es totalmente frívola. Pero tiene un gusto por un tipo de televisión que a mí no me dice nada. Un gusto por ella (esos ballets tipo Valerio Lazarov, la purpurina, la supueta elegancia festera…) que no es sólo para mostrar la capacidad de recrearse, sino que se disfruta haciéndolo.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios