Etiquetas

··········No se puede negar que da lo que promete, un melodrama gótico de fantasmas. Así que sólo a quienes buscáramos algo más (algo más de Guillermo del Toro, por ejemplo) nos puede decepcionar.

··········Y tampoco del todo. Tiene su espectacularidad. Por ejemplo un tratamiento de los colores que, desvergonzadamente, atribuye a la ingenua joven el rosa y el oro, a los hermanos en Estados Unidos el escarlata que traen de su arcilla, a los aviesos planes el negro; ¿simple?, bien hecho. Al llegar a la casa inglesa la protagonista palidecerá al blanco mientras el entorno combina verde y rojo. Lo dejo, que esto parece una partida de magic.

··········Lo que pasa es que lo que no se puede negar que está bien hecho, no alcanza la potencia visual que tiene a veces Del Toro: la máquina no llega a la de “Cronos”, los fantasmas descarnados y sanguinolentos, aunque hermosos, a mí no me hacen ni dar un respingo, como sí lo hicieron los acuáticos de “El espinazo del diablo”. Quizás exagero. Hay algunas ideas (el ascensor, los depósitos rojos, el impresionante vano cenital de la casa, …), pero poco lucidas para ser de él.

··········Y la historia, como decía, no es más que lo que parece: melodrama al principio para virar a historia de fantasmas después (bueno, y acabar con un poco de gore que tiene momentos hasta divertidos). Hay sus homenajes (el llavero del ama de llaves de “Rebeca” o el envenenamiento de “Encadenados”) y sus autocitas, como un momento en que uno de los descarnados suena exactamente igual que el fauno en su laberinto. La historia no asusta verdaderamente, y no es demasiado consecuente (la mayoría de los fantasmas penan o avisan por la mala muerte que han tenido, pero también hay alguno que pasa corriendo a escondidas y con enérgicos andares, sólo para asustar a la dama).

··········Vestuario fastuoso de mucho fru-fru, y el contraste entre el amor correcto, que hasta respeta el luto, y los amores prohibidos como frontera del bien con el mal.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios