Etiquetas

··········Una película de animación no especialmente infantil. Muy difícil para un niño de, digamos, menos de 9. Como es lógico en una peli familiar, se intenta contar en varios planos para entretener a todos, pero no creo que funcione bien con los pequeños, dada la complejidad de los diálogos y el tiempo que éstos quitan a la acción y a la vez la dependencia de ésta respecto de aquéllos. También veo algún problema de indefinicion del carácter verde, de asco.

··········Por lo demás, qué buen rato. Si aquella serie, “La cabeza de Herman”, era divertida, esto es algo más que eso. La doble narración (muy bien resuelta además en la manera de filmar –dibujar- dos ambientes completamente diferentes, en lo cromático, en la nitidez del dibujo –genial la falta de perfil, o el perfil casi fractal de los sentimientos-), el contenido de la historia (por ejemplo el infrecuente en la cultura yanqui elogio de la tristeza o de su necesidad; pero en conjunto, la necesiad de cada uno de los sentimientos basicos)

··········Y sobre todo, la tremenda imaginación visual, la serendipia de las bolas de colores, de los diversos espacios; no solo como guiños intelectuales (¡las fases del pensamiento abstracto!) sino como construcción que verosímilmente nos explica. En una peli familiar, los recuerdos esenciales, el borrado, el subconsciente, los almacenes, el vertedero, el tren del pensamiento, … , uno tras otro, hallazgos visuales y argumentativos.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios