Etiquetas

,

··········No se puede decir que la peli engañe en cuanto a género: chabacanería, crítica gruesa, cuerpos femeninos llamativos, algo de escatología y un siesnoes de venganza hacia los poderosos que nos humillan de a diario. Ahora bien, esto también se puede hacer con más cuidado. Escoger bien la música y filmar desplazamientos en coche a lo Thelma y Louise, no le da un carácter más de autor que el de una comedia simpatiquilla.

··········Demasiadas cosas parecen muy flojas. No digo nada de los efectos especiales de las carreras de coches; pero qué necesidad hay de pintar casi con photoshop las llamas de un auto o estampar otro contra un toro de osborne si la imagen no va a esta bien pegada. No aspiro a que todos los chistes sean buenos, claro que no, pero algunos ya apestan (el pajillero continuo, la cocaína en vez de la sal, los laxantes –sí-) y otros tienen esos defectos tontos de falta de sentido común que les hace perder la gracia (si vas a orinar a escondidas detrás de un barril, ¿para que necesitarías un escanciador?).

··········Mucho más grave me parece, en una peli con mucha acción, o al menos mucho movimiento, es no explicar claramente por qué y hacia dónde se mueve cada cual. Casi toda la trama gira en torno a la captura de elementos que permitan analizar el ADN y toda explicación en eso falla: el prícipe gitano quiere el nombre del analizador, pero luego lo que hace es robarlo, y entonces para qué les contrata iniciamente; cuando consiguen alguna prueba de adn (la copa, por ejemplo) ni se molestan en que veamos la entrega o las conclusiones, en fin, todo da un poco igual.

··········Los diálogos no son gran cosa. Me gusta la construcción verbal del personaje de Errejalde, elaborando continuamente de oídas frases que significan lo contrario de lo que quieren (como esos políticos nuestros que hablan de acabar con el austericidio, que no hay que haber estudiado griego para darse cuenta de la tontería). Y, en fin, el objetivo de la peli (para el público, no sé si para los autores) es bastante cumplido: mofa y befa de todos los borbones, de la duquesa de Alba, del típico belga funcionario del FMI, de Merkel, etc.

··········La peli se deja ver (ojo, por los que vemos también este tipo de cine), gracias principalmente a que Manquiña habría salvado el Titanic, si hubiera estado embarcado en él. Una pena León, porque en sus primeras apariciones compone un personaje extraño y divertido (la separación de su marido es genial), pero luego la convierten en un florero que ya no tiene relación con ese carácter construido.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios