Etiquetas

,

··········Una divertida peli de episodios, pero que sólo funciona si hay una fuerte complicidad del espectador.

··········Una tremenda habilidad para marcar un estilo: teatralidad, cámara quieta, una sola toma por episodio, encuadre lejano, con visión a otros espacios como bambalinas teatrales, maquillajes casi blancos, intemporalidad de ropas y atrezzo (pero algun móvil y ordenador portátil), decoracion pobre, tristeza ambiental. Es inevitable encontrar algún parecido con el cine de Aki Kaurismaki pero éste siempre tiene una potente hstoria, de la que el estilo es una manera de contar, y no el mensaje en sí. Aquí las historias, algunas conexas entre sí mediante los personajes, otras no, apenas permiten construir un sentido.

··········En algunos casos me estaré perdiendo algo por desconocimiento: qué hay de antimonárquico en la escena con el Rey, qué significa Boliden para los suecos, porque para nosotros es Aznalcóllar, etc., pero no creo que en conjunto sea una peli localista. Tiene momentos, especialmente algunos musicales (alguno casi ‘cabría’ en el mejor musical del cine español, “Amanece, que no es poco”), como el pago de las copas en el bar de Lotta, que me resultan de los más divertidos.

··········En fin, casi sería recomendable verla mas relajadamente que en el cine, con amigos y cerveza, comentándola. Pero ya digo, si no vas como cómplice, saldrás como burlado.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios