Etiquetas

,

··········Ya el título deja claro que se trata del inicio de una serie, y, efectivamente, hay algo televisivo: una cierta torpeza en el planteamiento del caso a resolver. Los personajes se van explicando uno a otro detalles del mismo expediente, como si éste no estuviera en las manos de ambos, como simple truco para ir contándonos los hechos a los espectadores de una forma rápida, sin necesidad de mayor investigación.

··········Aparte de ello, es un tanto tópica. El poli protagonista es desastrado, bebe, mala vida familiar, su cara muestra el dolor continuo de una úlcera o una almorrana. Y su colega pertenece a una minoría (en este caso étnica), es maltratado por el jefe al que en el fondo aprecia o admira, es menos heróico, pero tiene más sentido común. En fin, la sensación de “género”, de la que no hay que apartarse un milímetro.

··········Pero aparte de esto, la peli es un thriller competente. Una buena pátina fría y húmeda. Una investigación ordenada creíblemente y que refleja un poco el trabajo pesado y poco brillante del análisis de grandes cantidades de informacion.

··········En esto de las representaciones del mal (donde solían triunfar los coreanos con su violencia descarnada) estamos en la moda de los nórdicos: violencia contra las mujeres y abusos sexuales contra losmenores. Hay también un buen ejemplo de venganza que recuerda el de “El secreto de sus ojos”, pero con menos formalidad, menos código penal y más víscera de alguna manera satisfecha.

··········Enlaces a en imdb y filmaffinity.

Anuncios