Etiquetas

··········Por empezar por lo malo, no me gusta como resuelve, como hace llegar la catarsis, mediante los actos de un personaje que no se corresponden demasiado con lo que de él nos han mostrado, lo que resulta un tanto artificioso. Tampoco se puede decir que sea una peli intensa o que recordaremos siempre.

··········Pero me gustan estas películas que se centran en temas comunes que normalmente no captan el interés de los creadores. Por ejemplo, el acceso a la profesionalidad, el pasar de conocer la teoría a vivir la práctica de un oficio. La gravedad en las consecuencias de un error banal y cómo eso lleva a comportamientos inmorales (cubrirse unos a otros) pero asumidos colectivamente como la única manera de seguir funcionando, y de que un cierto estándar moral sobrenade a todas esas pequeñas debilidades.

··········Me gusta que una historia pequeña, de medicos internistas en un hospital, mostrándonos sólo dos casos clínicos, se apañe para traer esos conceptos de profesionalidad, de responsabilidad común, pero también el de la frontera de la enfermedad con la muerte y el efecto de la burocracia sobre ese momento, y también cuestiones de degradación de los servicios públicos, del esfuerzo de muchos empleados públicos para intentar mantener el mismo nivel de atención que como pacientes nos acostumbramos a tener.

··········También me parecen apreciables ciertas escenas colectivas, sobre todo en cuanto a guión y diálogos, porque, como en la última reunión, muestra cómo se encabalgan los diferentes conflictos (individuales, colectivos, sociales) en asambleas así, cómo unos y otros asumen diferentes papeles, etc.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios