Etiquetas

,

··········Me parece que peca de una cierta facilidad. No sólo en que los malos tengan cara de malos, y que necesariamente surja algún acrcamiento sexual aparentemente fuera de lugar (en plan todos somos bisexuales…. También hay movimientos un poco raros, como ambos protagonistas londinenses coincidiendo en una marcha en el pueblo, cuando hasta entonces nos han contado cada viaje allí como una odisea.

··········Pero es, en fin, una valiosa peli de clase, que juega bien con la emotividad, no sólo en los discursos apropiados, también en algún arranque musical, como aquél que citando el “Tomorrow belongs to me” de “Cabaret” (¡esa caída de cámara desde el rostro del chaval a sus insignias!), levanta una muy hermosa canción galesa sobre la necesidad de luchar por rosas y no sólo por pan.

··········Aparte de lo que pueda aportar como inyección de energía (para ser una huelga que se perdió y que marcó el inicio de una época devastadora para las Trade Unions y la resistencia obrera en Gran Bretaña), es interesante en otros aspectos. La articulación del discurso de la solidaridad que va más allá de la tradicional e histórica y que requiere ser capaz de ver a quién más daña tu enemigo, para hacer pìña. O el papel del activista, sus cansancios, pero también la imaginación, la inteligencia relacional, la labor de mantener el ánimo cuando las cosas decaen; un tipo de liderazgo que no está mediatizado por el empleo, el salario para comprar un líder, ni nada así.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios