Etiquetas

,

··········Muy vistosa, con algunas cosas que no funcionan bien: principalmente la manera en que el guion engarza las historias, que hace que la intensidad de una desbarate la de otra, sencillamente porque se intercalan sin mucho tino momentos de paso y monentos cruciales de unas y otras.

··········Tampoco me satisface demasiado la cantidad de cosas que se decide no contar. No solo etnográficas, un pueblo tan distinto al nuestro debería dar mucho juego de elementos cotidianos, como en otras pelis sobre Mongolia que nos han llegado, sino también el hecho que en el principio se presenta como sustancial: el contraste entre chicos de ciudad que, por al Revolución Cultural, deben pasar dos años en una aldea nómada mongola: nada se nos cuenta, ni aparecen los niños a quien se suponen que deben dar clase. Un letrerito de “seis meses después”, y andan pastoreando y montando a caballo como verdaderos mongoles.

··········La música es muy tremenda y subrayadora, aunque es cierto que en una peli así, no es un sustituto de diálogos ni una desconfianza en el poder dela historia, sino un acompañamiento eficaz a otras inmensidades. También es curioso cómo en ciertas escenas (por ejemplo, el cerco inicial de los lobos a las gacelas) chirrían mucho los efectos especiales, cuando luego hay una escena tremenda, de lobos atacando una manada de caballos en medio de una tormenta, que me parece magníficamente hecha, con una precisión técnica encomiable.

··········En todo caso, dos horas de paisaje imponente y de cielos hermosísimos. Y un momento crucial de la historia (explicado a traves de la necesidad de la existencia de los lobos y la lucha contra ellos) que es la ocupación de territorios de pastoreo nómada por agricultores, para conseguir alimentar ese país tremendo. Y también eso tan raro, pero presente en muchas culturas: cuando salvas una vida eres responsable de ella y has adquirido la obligación de cuidarla.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios