Etiquetas

··········En el bloque de películas de Allen en las que ya no es el protagonista absoluto, y donde las historias tienen una enjundia más allá del humor de verbalizaciones, a menudo pasa que disminuyen la importancia de las buenas réplicas y los diálogos ingeniosos. Sin embargo, las líneas obsesivas no dejan de aparecer, yano necesariamente para hacer reir.

··········El ejemplo obvio del tipo mayor insufrible que es redimible porque educa artísticamente a una joven. El egoísmo quejoso que misteriosamente resulta atractivo a terceros. O ese concepto de la pareja como algo a adquirir más que a disfrutar. Pero realmente aquí aparece también alguna otra cosa, como la sororidad del título y las relaciones de cariño que saben no sobreponerse al respeto de la identidad ajena.

··········Me doy cuenta de que el Allen que consumíamos año a año conforme se iban estrenando en Madrid sus películas, probablemente contribuyó a hacer calar en nosotros esa idea de la relación de pareja como un elemento de valorización social, de completitud y de éxito personal, más que las pelis un tanto más comerciales, de adolescentes o comedias románticas que aparentemente siembran más ese concepto. Rectifico: poco después reveo casualmente en televisión otra peli de Allen, “Si la cosa funciona”, y realmente es una concepcion más europea y menos neo-calvinista de la pareja.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios