Etiquetas

··········En una verdadera película coral, no solo hay que mover y entrechocar los personajes, sino también construirlos, hacerles evolucionar internamente y con la interactuación. Aquí hay personajes que yo veo menos claros, como el del millonario, pero en conjunto me parece que funciona muy bien la coralidad, el juego de caracteres enfrentándose.

··········Pese a filmarse en una casa hermosa y en un buen paisaje, no se les da mucho peso, y toda la peli se apoya en los diálogos, que no son repetidos y rutinarios (aunque tampoco brillantes, nada que distraiga de la historia). Ésta también me parece que da buen juego, sobre todo como planteamiento; cierto que cuando sucede el giro dramático de los acontecimientos (conviene no conocer la historia previamente) se entra en una fase en que prima más el mensaje moral que la articulación lógica de las posturas, pero aún así me parece bien construida.

··········Al final, el dinero aparece como un elemento más de las relaciones de poder entre las personas, un material magnífico para expresar el poder. Como con cualquier otro instrumento, hay quien lo maneja con soltura, y hay quien teme ensuciarse si lo toca con la mano. Al final todos los usos instrumentales que vemos que van haciendo los personajes con o por el dinero lo harían, lo hacen también con otros elementos como la fuerza física o el chantaje emocional. Pero es que el dinero, se da una maña… A Bruno le quedan tres años para los 18, ¿aguantará?

··········Sí que hay algunos momentos de lo que a mí me parece falta de soltura, una especie de sobrepeso del diálogo sobre la naturalidad, en la manera en que se resuelven algunas escenas, sobre todo al principio, como el echado de cartas al chaval o la entrega del piano de regalo, donde en ambos casos, cuando los diálogos “piden” que se resuelva la escena, se hace un mutis antinatural (un chico de 15 no se va a la primera llamada de su madre cuando le estan leyendo el futuro, o uno no corta inopinadamente la conversación sobre un regalo tamaño piano). Pero, vamos, es banal, sólo la sensacion de que resultan escenas más efectistas que naturales.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios