Etiquetas

··········Una peli esencialmente pretenciosa, que se trata a sí misma como si fuera más valiosa de lo que realmente es. Como historia sobre el problema de la inteligencia artificial y el test de Turing, no dice nada novedoso o interesante. Al final todo queda en la obviedad de que la inteligencia humana se diferencia de la artificial en autoconsciencia, deseo de libertad y capacidad para hacer el mal en ese objetivo. Dicho así, daría para un buen desarrollo, pero no. Tampoco esperemos mucho: el director es el de esto.

··········Cuando llega el momento de desarrollar eso algo en serio, aparece la inevitable historia de amor en su versión más de adolescentes de instituto y flechazo instantáneo y tal. El tipo mira a la tipa, su bello cuello (que hace un ruidito eléctrico al moverse, al contrario que el resto del cuerpo, amosnomejodas) y ya le tenemos enamorado y fuera de todo sentido común.

··········Las formas tampoco ayudan a disfrutar de la peli. Se salvan los tremendos paisajes noruegos y ciertos aspectos de la casa (otros son absurdos en una obra de diseño, meros pasillos hospitalarios). La música es de las de acompañamiento, bastante insoportable; como curiosidad de la banda sonora se usa ocasionalmente el ruido de aspas de helicóptero (no habiendo uno en ese momento) para generar tensión. Los personajes varones tampoco dan como para la más mínima empatía. Para construir el contraste se hace tímido y torpe a uno de ellos hasta la exasperación y la inverosimilitud, y el otro es un hipster musculitos (de todo tiene que haber) al que cuesta imaginar con la inteligencia que requiere la trama.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios