Etiquetas

,

··········Una entretenida peli, para ir con niños. No creo que tenga más pretensión, pero me parece que ésta la cumple bastante bien. Mucha y vistosa acción, monstruitos variados (y los que aparecen más minutaje, bien hechos), artefactos futuros no muy originales, pero variados (a mi me gustan las naves parte de cuyas piezas estan exentas de ellas; son elegantes). En fin, para chavales, y con la ventaja de plantear varias posibles vías de secuelas, que sacaran provecho de los elementos de saga que contiene.

··········Si se intenta sacar algo de la historia no se obtiene mucho. Pero algunos de los retazos pueden resultar novedosos para una persona joven: que el verdadero valor esté en el tiempo y la posesión de bienes sea sólo un derivado de éste; alguna crítica superficial al capitalismo, pero otras que ayudarían más a los chavales a tener una visión más global de para qué le servimos los humanos al sistema, no ya en la línea de “Matrix”, sino en la impactante “Soylent green”, donde aprendimos con Edward G. Robinson a ver en el capitalismo no sólo la explotación en el proceso productivo, sino también en el de consumo.

··········La inevitable historia de amor, tonta como procede, pero que al menos aporta algún momento de humor (como descubrir cuándo hay unos instantes para darse el beso, con un guion que les trae de aquí para allá las más de las veces cayéndose o acelerándose. También compensa la escena de la burocracia y ver en ella a Terry Gilliam, incluso al coste de que eso enturbie un poco la parte “seria” y Juego de Tronos del guión.

··········Yo diría que la historia crece correctamente, dando explicaciones sobre los diversos elementos de la trama en forma medida, entreverando la acción de peleas y persecuciones. Por el contrario, el prólogo resulta absurdo, y eso es grave, dado lo que sabremos después de la personalidad de la heroína. ¿Por qué sufrir un robo convierte a una familia de profesores universitarios en unos desarrapados emigrando en la bodega de un carguero? Quizás lo hayan dejado pendiente para alguna secuela.

··········Uno intenta recordar al ver ésta con qué ojos vio la primera de, por ejemplo, Star Wars. Sé que soy un hereje pero, si la recordáis, era bastante patética. Me hace gracia que, aunque se hagan citas-homenaje, como que el piloto deba ser siempre un bicho de hablar incomprensible, como Chewbacca, ya no se pueda mantener ese aspecto de normalidad que tenían los héroes, sólo más o menos guapetes, de aquéllas: ahora tienen que ser personas famosas por sus caracteres físicos.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios