Etiquetas

··········Es difícil hablar de esta peli sin dejarse llevar por el malestar que produce su música. Aparte de esa exageración subrayadora de cada tensión, que deja clara la falta de confianza (injustificada) en el trabajo de los actores para emocionarnos, el volumen está tan mal tasado que se pierden diálogos y monólogos, como el primero, bien significativo en la trama. A cambio, ya al final, hay una bonita nana que sí nos dejan oír sobre los títulos de crédito.

··········A mí me parece que la protagonista transmite bien (en una peli de género, no necesariamente realista) las angustias de su estado mental, de los fantasmas que arrastra, de sus dependencias y su agorafobia.

··········Para ser una peli de terror con gore, éste no es abusivo ni se come a la película y a sus personajes. Como debe ser, arrastra sus dosis de humor morboso (esa pierna solucionada con hilvanado de modistilla), pero sin perder la concentración en la trama psicológica (vaya, confieso que una vez me pasé a la risa con un “¿qué tal tu día? / agitado”).

··········Me gusta la relación de la locura con la agorafobia, relación aquí de retroalimentación: el alejamiento de la realidad como solución psíquica a unos hechos insufribles sin reaccionar o quebrarse, y el encierro en casa, la lejanía de los otros humanos que es lo que, a la postre y como animales sociales, más nos protege de la locura.

··········Que el argumento sea un tanto forzado no me parece mal, una peli de terror no tiene por qué ser realista, pero me fastidian los detalles descuidados, como el inmediato tuteo de unas señoritas católicas y de orden en la España de los años 50 con un vecino al que no conocían y la completamente fuera de lugar presentación en camisón ante un desconocido.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios