Etiquetas

,

··········Lo mejor de esta peli me parece la manera en que entrelaza tres historias distintas, que crecen a la vez e interactuando: una muy personal sobre a quién se quiere y qué se necesita afectivamente en cada etapa de la vida, otra sobre el coste personal de romper lo que aparentemente son las costumbres de un entorno (una mujer en medio de una cuadrilla de albañiles) y más probablemente son reglas sociales no escritas; y lo que ha supuesto socialmente la burbuja de la construcción en España.

··········La peli es quizás discreta de maneras, pero eficiente en música e interpretaciones. Una calma dedicada a contar sin gritos unos cambios, una evolución de esas tres historias.

··········Me gusta la manera de contar que al final lo que se está perdiendo es la libertad personal de elegir tu vida y el arrastre que causas en otros (como entrampar a tu madre en tu hipoteca). Me gusta la presentación de la falsa amabilidad (la empanada del patrón, la simpatía de la compañera de instituto) que, en cuanto las cosas amagan la más mínima tensión, revelan relaciones de clase También el efecto que un cambio en las relaciones entre géneros tiene en algunos hombres, no siempre reacciones nerviosas de destronados asustados, sino también la emergencia de lo que el entorno va a calificar como “lo femenino”. Y, finalmente, algo que a veces tenemos que andar recordando: cuando el sistema está basado en el beneficio personal, la función social puede quedar perfectamente anulada (se construye de esa manera chapucera porque se trata del negocio de unos y no de cubrir necesidades sociales, y es una absoluta mentira que haya un mercado eficiente, cuando el suelo edificable es el que es, las promociones en marcha las que son, etc.).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios