Etiquetas

··········Una peli de pocos diálogos y muchas miradas intensas. En lo visual, encuentro a la cámara algo enfática, con contrapicados y contraluces abundantes. A cambio, hay también una cierta celebración de la belleza, como en la procesión.

··········Como historia con carga penal, es un tanto sutil, porque en realidad el cura tiene una salida relativamente fácil, dado que el muchacho tenía bastante que ocultar de acuerdo con la ley y la presión de los otros y su propia vergüenza. Pero lo que importa es la culpa.

··········Y lo que me parece más interesante es que la peli no entre en lo que ha pasado (que sea grave y pueda considerarse agresión o abuso), sino que trata la culpabilidad en sí, como derivada del mismo deseo más allá de los actos; y el alcohol, más que como tapadera como expresión vicaria de lo prohibido.. Me gusta también la presentación del deseo con su animalidad y naturalidad (en el lugar en que ambos conceptos se unen), tan distinto del que representa la mujer intentando algo físico sólo para curar una afectividad herida de soledad.

··········No sé qué me quiere contar con ese final en el seminario. ¿Qué los homosexuales se meten a curas?

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios