Etiquetas

··········Es inevitable citar otra peli anterior de estos directores. Aunque ésta no llegue a esa altura, se reconocen el tono tranquilo, la mirada atenta a los sentimientos, a cierta naturalidad o fluidez en la manera en que calan, se exudan y se transforman. También a los efectos de los estados de ánimo sobre las relaciones; los estados de ánimo como un cuajado de sentimientos más circunstancias.

··········Una discreta pero eficiente elegancia visual. Con elementos materiales que, confieso que es una debilidad mía, reaparecen para cerrar círculos (¡esa oveja!). La vision desde arriba, desde la grúa, pero también desde la posición angelica de dar algo sin tomar nada, bueno, solo manchada por la pequeña cadena: una cesión banal al poseer, frente a Lourdes que necesita poseer a un muerto de cuyos recuerdos se desprende a toda prisa: poseerlo sin tenerlo, sin contenerlo, sin abrazarlo. Mientras que Tere, que atesora, nunca tendrá sino un hueco (madres que entierran a sus hijos…).

··········Y la pequeña nota de humor (en el contexto vasco) de tratar a las flores como un arma peligrosa, cuyo origen debe ser identificado. Y es un arma, sí, pero tan peculiar que solo puede dañar lo que está previamente roto o debilitado.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios