Etiquetas

··········Hay un efecto un tanto “instagram” en las entradillas periódicas de esta peli, en que, pictorizando la imagen, se abre un tono de cuento infantil, de cuento narrado, que resulta simpático. Pero el efecto no es simplón ni totalmente artificial: lo que la cámara encuadra y el técnico manipula, es una imagen real que, sin embargo, resulta muy oportuna para ese tono narrativo de cuento (por ejemplo, si un real jardín suburbial tiene enanitos de escayola…).

··········Sin embargo, la peli en general me decepciona un poco, porque siempre espero mucho del dúo Barri-Jaoui (véase, donde ya me quejaba de que eran mucho mejores las de 2000 y 2004), y aquí me desentiendo un poco de las subtramas que, aun con ese humor agradable y ligero, no me sugieren nada sustantivo. Ni la historia de la credulidad de un personaje sobre un vaticinio de la fecha de su muerte, ni la un tanto banal del enamoramiento de los jóvenes músicos. Algo más la misantropía del primero, quien pretende amar a otros sin necesidad de sufrir su presencia.

··········En todo caso, los diálogos, y las interpretaciones de los mayores, me parece que funcionan muy bien, que construyen una peli agradable. Pero que, ya digo, a mí no me llega a interesar. Aunque ella se encuentra muy Resnais, a mí se me antoja a veces más Rohmer.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios