Etiquetas

, ,

··········Como thriller, resulta un poco suelta en detalles que deberían estar escritos con más cuidado, para que la historia tuviera una solidez lógica: dejarse los pasaportes en el primer hotel, o la policía organizando una celada en el café menos cercable de Estambul. Pero por lo demás, una peli competente, con una pátina de cine antiguo que no está nada mal. Por ejemplo, la aparición de las oportunas pinturas cretenses en un decorado que simula las afueras de Knossos, abandonado en medio del bosque.

··········Hasta Mortensen está razonablemente clásico. Los diálogos no chirrían. Algún momento de suspense resuelto con una elipsis elegante. Eso sí, la línea básica de la historia, usar el thriller para hablar de la paternidad, se hace de manera un tanto pedestre, confiando al final la cuestión al parlamento de un moribundo, que es cierto que es otra muestra de clasicismo, pero también de falta de confianza en la narración.

··········Como otras veces en las novelas de Highsmith, al menos en la saga de Ripley, hay también una bonita muestra de la envidia de clase. O de un cierto cruce de envidias de clases: los señoritos, de la vida de verdad, los que provienen de clase baja, del estilo, los conocimientos, el saber estar y el dinero de los otros.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios