Etiquetas

··········En un par de ocasiones, los personajes de esta peli bromean con el parecido de su vida o sus nombres con lo propio del culebrón televisivo. La broma es extraña porque, realmente, tiene bastante de culebrón: los periódicos puntos catárticos tras los que baja de nuevo la tensión (con un ritmo episódico), la previsibilidad de los conflictos, etc. Cierto que la interpretación es notablemente mejor que en esos productos televisivos (pero no es difícil, ni se llega mucho más lejos) y los diálogos son mejores. Pero, en fin, reconociendo que no lo es del todo, el concepto culebrón no se va de la cabeza mientras la ves.

··········Por previsibilidad no me refiero solamente al desarrollo de los conflictos, sino incluso a la existencia de éstos: el protagonista y su hijo han de tener una situación de enfrentamiento y desamor sólo porque eso ayuda a que la historia crezca después, pero se basa en algo incomprensible: no hay motivo por el que el personaje del padre haya dejado de comunicarse con el muchacho durante cinco años, y si lo hay no se dice.

··········Me resulta curioso cómo se puede hacer una peli en Venezuela esquivando todo lo que la haga parecer venezolana. Es cierto que, como en otras sociedades muy desiguales, una historia puede desarrollarse aisladamente en el mundo de los ricos (a la manera de las “comedias de teléfonos blancos” de la España de los años cuarenta), pero aquí hay como una voluntad de ocultamiento premeditado de la realidad venezolana: aunque sea un ejemplo banal, jamás veremos el nombre de la policía (ya que incluye el adjetivo bolivariana).

··········No dudo que este tipo de películas, que comprometen a actores famosos, productores, etc., en la defensa de la diversidad sexual, sea útil y necesaria, más cuanto más machista sea una sociedad, pero la verdad es que verla hoy en España da una sensación de antigualla (incluso ciertos toques almodovarianos hacen pensar en los años ochenta). De todas formas, ese “respeta al diferente” no es la única carga moral de la película: uno de los personajes, mujer seriamente maltratada por su pareja, queda embarazada de él; pues bien, todos los personajes tienen claro (y así convencen a la afectada) que no debe abortar como ella inicialmente había pensado. Eso sí (hasta aquí llega el progresismo) nos muestran que al final ha dejado por fin al canalla en cuestión (aunque de buenos modos y prometiéndole acceso al hijo por nacer).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios