Etiquetas

,

··········Como una opción de estilo, la cámara a menudo no muestra sino parte de una escena, creando fueras de campo que yo creo mal gestionados y en los que se pierde la visión general. Bueno, pues el guión funciona igual: uno se va enterando de la historia, pero de una manera tan confusa que su propia intensidad o una cierta capacidad de estilo visual no llega a compensar para absorber mi atención.

··········Todo está lleno de agujeros. Hay personajes que, como el muerto extra de “El sueño eterno”, aparecen y actúan sin que lleguemos a saber quiénes son o cuáles son sus razones (como en la pelea en la que el héroe se lesiona la mano), o cuestiones mal explicadas como de quién está enamorada la chiquilla cuando está internada en el hospital si su padre ya ha muerto (¿del proxeneta?, ¿del millonario?, ¿y entonces por qué no nos han contado algo que nos permita asociarles amorosamente?), o por qué a continuación de pagarle el héroe una pasta al proxeneta (¿a cambio de qué?) le da una paliza (¿no sabía lo que iba a ver?), o la relación del rico con la empresa quebrada (de lo que hay un intento de explicación en una escena con un abogado, pero tan confusa y a gritos que seguro que no soy yo el único que no se entera).

··········Pero no se trata de errores, sino de decisiones así tomadas. A veces con ganas de confundir (en una peli que no es de las de ¿a que te engaño con el guion, chico listo?, sino de las de qué mala es la gente, menos mal que te puedes fiar de héroes como éste): a la escena en que sabemos que la niña está recién escapada de la clínica sigue otra (repetida del pésimo principio) en la que la vemos andar desnuda y sangrando por la calle, cuando en realidad luego tendremos que deducir que eso ha pasado antes, porque ella está en el coche del proxeneta. Ya vi otra película de esta misma directora y también en esa me pareció que había una voluntar de confundir como marca de estilo propio.

··········En fin, no quiero ponerme pesado. Pero a una mala narratividad sólo le puede compensar, en mi interés, una muy buena estética o emotividad. La peli tiene de eso, pero no lo bastante. Además, esto de los buenos a los que hemos de perdonar los malos modos, pues ya me fastidia un poco; los modos un tanto violentos de practicar sexo de este tipo (y de construir la relación con su vecina) desbarata un poco su postura de vengador de otros maltratos sexuales entreverados de abuso de preeminencia.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios