Etiquetas

,

··········Podría parecer que este tipo de películas, en las que la prostitución aparece como una actividad consentida, una opción profesional, incluso –como en este caso- no motivada por la necesidad, tienen el peligro de banalizar el hecho de que suele ejercerse, en una abrumadora mayoría de los casos, en modo forzado, en régimen de esclavitud y sin soportes familiares o estatales.

··········Sin embargo, no todo el cine tiene que ser de denuncia, y en una peli como ésta veo la virtud de que, poniendo el foco en un caso infrecuente, casi excepcional, hace emerger el hecho de que en al menos una parte del reproche social, aquí representada por la madre, hay una carga netamente moralista, aquella que considera que la sexualidad es un campo de la personalidad esencialmente sucio, que sólo pude ser redimido por el amor y que, por tanto, la venta de esa capacidad laboral (ese producir para el consumo de otro) no es comparable a la venta de producción intelectual de un programador informático, de la capacidad muscular de un minero, de la simpatía de un vendedor, del cariño de un empleado del sector de cuidados o de la leche materna de una nodriza. También, hasta qué punto parte de la situaciones de peligro físico o de abuso económico asociadas provienen precisamente de la realización en un contexto de prohibición.

··········No creo que la peli, por lo demás de buena factura aunque sin demasiada imaginación (sí sabe crear tomas muy sugerentes, pero lo hace pocas veces, y son las que podéis haber visto ya en el tráiler) tenga un magnífico desarrollo de los personajes principales. Deja bastante en claro a la madre y señala uno de los motivos más habituales de las actitudes incómodas y agresivas de los adolescentes: la detección de la incoherencia moral de sus mayores.

··········Pero, aunque con lo escueto de un interrogatorio policial, las motivaciones de esta muchacha para prostituirse traen otro tema que a mí me resulta de interés: el deseo despertado y alimentado no por un otro, sino por una circunstancia, una posición, una dramatización: inicialmente ella no está sintiendo algo concreto por sus amantes (¡vaya palabra, en este contexto!) sino por el hecho de la prostitución en sí.

··········Sólo un par de notas más: me parece inteligente en el guión el uso de un hermano con una buena relación, a la hora de ayudar a que la protagonista explique ciertas cosas. Y me resulta de interés también la tensión de la virginidad como algo a superar para empezar a disfrutar; siendo el extremo contrario a esa otra percepción del himen como algo a reservar para un príncipe azul, es un extremo menos dañino.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios