Etiquetas

··········Una película aburrida para un argumento que no lo es tanto. De hecho, la idea, aunque no muy original y pese a que el uso por el cine de la Shoah pueda parecer repetitivo (no a mí, no estoy seguro de que jamás se llegue a hablar demasiado), parece fácilmente cargable de emotividad, de temas afectivos, en lo íntimo y en las relaciones, de cuestiones de identidad. Pero todo está narrado y filmado de una forma un tanto plana.

··········La parte emocional se acaba centrando más en la organización de una celebración que en los sentimientos del protagonista, que apenas emergen con algo de fuerza en sendos sueños (negativo y optimista). Aun en esos dos momentos, a mí se me antoja falta de fuerza. Hay un enfoque social que, si bien funciona en la equiparación de la persecución a judíos en 1941 con la actual a gitanos (sin demasiada complejidad, por ejemplo, en la determinación del enemigo), resulta un tanto desvaído e indefinido en los demás elementos (unas personas que van a ser desalojadas, una mujer pobre y solitaria, …).

··········El principal vehículo para transportar la emoción, una composición musical que hubo de abandonarse y que por tanto debe ser completada, se cuenta también sin mucha imaginación. No digo que se llegue a ese Mozart componiendo el réquiem en estado febril y dictándoselo a Salieri pero, bueno, algo de espíritu, de impulso.

··········Las formas se corresponden con lo que vengo diciendo. Nada de imaginación visual o auditiva. Maneras que no se pueden decir de incompetente, pero sí de aburrido. La sensación global es la de una obra de encargo, no especialmente deseada.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios