Etiquetas

,

··········Una “historia de amor” en la que el tipo, a los pocos instantes parece tontorron, a los pocos minutos resulta ser un violador, poco más adelante, un maltratador en lo cotidiano, un eficiente chantajista sentimental que se considera (y en realidad lo es) dueño de la relación. Ella, lenta de pensamientos, escasa de palabras y con cierta vocación sumisa. Así que, con estos mimbres, hacer una historia de amor se me antojaba un gran desafío. Que acaba en un fracaso.

··········¿Acaso un flechazo? Tampoco así funciona: insustancial, sin comprometer valores importantes para alguno de los dos, no es creíble su duración en el tiempo. Y si se quiere ver como una obsesión sexual, estaría bastante mal contada, con un deseo casi invisible y una relación física carente de gracia, juego, ilusión.

··········Curiosa, aunque quizás arquetípica en cierto tipo de abusadores celosos, la idea de poner a tu chica en circunstancias de ser acosada y abordada por tu amigo, para conseguir así, de un lado, una nueva violación para ella y una nueva factoría de reproches a disposición de él… al extraño precio de perder la exclusividad en la posesión.

··········La cámara transmite muy bien la tensión, acompañando rostros de cerca en rápidos movimientos callejeros. Sin embargo, otras veces cae en el tipo de tomas habituales, con una cámara temblona en una escena en que está mirando a una pareja que está estable en su cama. En vez de confiar en los actores para transmitir la gran tensión del momento, se le encarga eso a la cámara y, al menos en mi caso, lo que se consigue es que me salga de la historia para imaginar cómo se llama la profesión del tipo que tiene que andar dándole meneitos al operador.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios