Etiquetas

··········Por mucho que a uno le gusta el neorrealismo, esto es un mal melodrama, muy poco pulcro. No sólo en detalles de la trama con poca lógica (la joya que cae al suelo a la vista y entre la indiferencia de todos, el absurdo robo de arroz), y en la puesta en escena (especialmente patética aquella en la que las dos mujeres suben la escalera –apenas dos plantas-, la primera ceremonial y lenta, la segunda ansiosa y apresurada… sin que jamás varíe la distancia entre ellas), pro sobre todo en los personajes, cuyos cambios de actitud suceden repentinamente y a gritos, sin dejarles crecer.

··········Tampoco me gusta la cámara cuando filma escenas de parejas: todo e sun poco demasiado clásico, en el peor sentido, con posiciones en 90 grados, miradas perdidas y una iluminación casi de halo. A cambio, en las escenas de masas, la cámara ya tiene unos trávelin casi felinianos, muy atractivos.

··········Lo bueno es, como eso último, todo lo contextual. Desde lo descocado (esos muslos, esas peleas en el barro), a la temática laboral nada simple pero bien explicada: trabajadores carentes de permiso sindical, división entre ellos, las clases bajas del ejército (un sargento que no consigue ser cínico del todo) sugiriendo las pautas que permitirán la unificación contra el patrón.

··········Aparte de ello, la circunstancia nada frecuente de ser una película de mujeres, tanto en las masas de trabajadoras (que son quienes van a los arrozales a ganar el sustento de sus casas) como en las dos protagonistas, cuyos cambios de postura sostienen la trama. Eso sí, ellas giran en torno a Gassman y a Vallone, y son éstos quienes controlan lo que pasa y quienes provocan casi todos los giros del guion.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios