Etiquetas

, ,

··········Una muy simpática comedia negra. Me parece un guión muy bien construido, de esos en que un conjunto de personas van convergiendo, cada uno con sus intereses personales, en torno de un lugar y a la vez en torno de un crimen que –digamos- se va complicando. Precisamente por lo bien que funciona en la construcción de la trama y la aparición de los personajes, me sorprende un poco un par de defectos (salvo que se trate de algún despiste mío): la falta de lógica o explicación a los movimientos de los dos primeros cadáveres, y la repentina desafección del hijo abandonado respecto a sus padres, cuando él, encerrado, no ha podido darse cuenta de cómo ellos huían abandonándole de nuevo.

··········Creo que la narración paralela sobre la vida sexual de las iguanas funciona muy bien, porque no se permite que determine lo que va sucediendo en la historia: cuando viene bien, se habla de ellas, pero no se pretende que todo lo que pasa sea un reflejo de la vida animal.

··········También me parece muy destacable la eficiencia para la comedia de casi todos los actores, incluso los de papeles cortos. La imagen es lucida, y me gusta el uso de los animales (sapos, mayormente) mirando la trama. Otra característica interesante, por lo desenvuelta, es que tanto el principio como el final dejan claro que se nos está contando una parte de la historia: no sabremos apenas nada del crimen inicial, ni cómo van a seguir adelante los personajes.

··········Y una nota sobre la minorización de los idiomas. En la peli hay apenas una o dos frases en portugués, porque hay personajes brasileños; pues bien, están subtituladas. Sin embargo, varios personajes de la peli hablan ocasionalmente en guaraní, sin embargo, aquí no se subtitula. ¿Por qué?, porque su uso queda restringido a personajes a quienes se quiere caracterizar como paletos, tontorrones; por un lado se deja claro que se le considera un idioma menor, y por otro se deja claro que lo que se pronuncie en ese idioma no merece ser comprendido. Un ejemplo paradigmático de cómo se desprecia un idioma. Yo voy bastante al cine, pero apenas unas pocas veces he oído guaraní en las películas; sin embargo –será casualidad- ninguna de esas pelis me ha parecido mala ni mediocre.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios