Etiquetas

Sección oficial

··········No suele pasar en la sección oficial de este festival que uno, y la sala, se ría a carcajadas. Posiblemente podría decirse que es un humor fácil, pero efectivo, tanto en el dibujo de los personajes como en algunos diálogos (casi todos). No hay realmente un intento de hablar en serio (aunque se mencionen conflictos diplomáticos reales), pero la verdad es que emerge la crítica a una manera de hacer política cuya verbosidad apenas tiene más función que ocultar los verdaderos intereses.

··········Y, como en aquella otra reciente, el intento de tranquilizarnos: por debajo de esa fauna pedante, insustancial, de dedicación cocaínica, hay una línea de altos funcionarios (y a veces políticos de cierto nivel, que entienden de la Administración pública) que mantienen en funcionamiento las cosas más básicas y que inhiben los desastres más graves.

··········La peli intenta mantener un ritmo feroz y, de hecho, pierde cuando lo baja e intenta centrarse en la relación de pareja. La falta de engolamiento es tal que hasta hay tomas falsas en los títulos de crédito (y el aviso de que durante la realización de la película no se ha maltratado… el Quai d’Orsay).

··········Que argumentalmente este ministro de Asuntos Exteriores sea salvado por el guión (los abuelos no son deportados, la posición en el Consejo de Seguridad de la ONU queda bien explicada) es muy perdonable a la vista de la mala leche general, y del buen rato que pasamos. Uno de los conflictos que se menciona es la “guerra de la anchoa” entre pescadores franceses y españoles, lo que, oído en un cine en Donosti genera aún más hilaridad.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios