Etiquetas

,

··········Salvo algunas escenas gritonas y un tanto exageradas y fuera de lugar en Bélgica, la peli es tranquila y tiernita. Quizás un tanto anecdótica, pero agradable de ver. Aunque aparentemente enlaza el cambio vital de la protagonista con la historia de una abuela con la que tuvo un fuerte vínculo afectivo, eso en realidad no sucede: la historia antigua es diferente, no contiene el mismo tipo de problema que tiene la nieta, ni la libertad de elección, ni las posibilidades. Simplemente, parte de su vida ocurrió en el mismo lugar en el ella debe ahora tomar una decisión.

··········Tras desprendernos de lo historia de la abuela, nos quedamos con la contemplación del proceso de toma de una decisión, no tanto como cambio psicológico como cuanto la posibilidad física, lo que ayudan la familia o los amigos. Pero, al final, en la observación casual de un amigo y su pareja, sí vemos que Christine ha ganado una verdadera independencia afectiva: no está cambiando una pareja por otra, está renovando su vivir para sí misma.

··········Todo está contado con bastante sobriedad, sin elementos emotivos importantes, con luz apagada, lluvias. Más allá de ocasionales servidumbres a un paisaje hermoso, la historia, agradable y tierna, como decía, es un tanto pequeña, un siesnoes fría, de la que no se saca mucho más allá de que el vínculo familiar puede tensarse pero a la vez reforzarse cuanta más independencia se adquiera.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios