Etiquetas

,

··········La peli cuenta hechos terribles, pero no se complace en mostrarlos. La violencia es continua, pero no se visualiza, no hay vísceras. Quizás eso permite que entre con más facilidad una historia de coraje, de voluntad de seguir adelante (más allá de la resiliencia connivente). En realidad, la heroína, violentada en lo más íntimo –la muerte de los padres- y empujada de continuo a una vida terrible, toma decisiones, aprovecha cuando puede para pensar y moverse autónomamente.

··········De hecho, en una historia así, de chavalita enrolada forzosa en un ejército de esas guerras del coltán, la relación afectiva más importante (entre bruja y mago) es libre y está bajo el control de ella. Como sucede a veces en las sociedades fuertemente machistas, ocasionalmente una mujer sube fuertemente de status social en un modo irracional, que viene a demostrar que el abuso de género tiene detrás mucho de miedo al poder de las oprimidas.

··········La peli es potente en lo que cuenta, aunque lo hace de una manera un tanto naturalista. No me quejo, claro, pero es cierto que hay momentos en que se fuerza una percepción mágica (y no a base de efectos especiales), y funcionan tan bien que me parece que preferiría más minutaje con esa mirada, quizás influenciado por el trailer, que iba más en esa línea. Recordaba a veces la mirada alucinada de tantas escenas de “Apocalypse now”.

··········Es una peli en África, y no aparecen blancos en ella (sólo uno, un instante, y huyendo), pero ahí están los AK47 y la obtención de materias primas que nutren nuestra vida cotidiana, así que no deja de ser una mirada a lo que tenemos detrás. Creo que hay algunas cuestiones que se muestran bien: el concepto de la necesidad de una familia (cada vez que alguien pierde la suya, encuentra otros que se constituyen como tal obligadamente), y el de comunidad. Y una música hermosa, a ratos muy bien conectada con los sonidos de la historia.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios