Etiquetas

··········Esta tierna película parece hablar sin mucha pasión de cosas poco importantes. Pero basta volver a tener nueve años: cada uno de los momentos que se cuentan son, a esa edad, importantes y formativos. Cada decisión sobre si ir o no a jugar un partido, o compartir un chicle, o dejar ganar al adversario en un juego, son de las que se toman cada día, pero cuando se es nuevo en un lugar, son de las que te posicionan.

··········El no subrayar demasiado con elementos dramáticos, así como escoger como intérprete a una persona que no se expresa mucho facial ni verbalmente (acaba importando siempre más lo que hace con las manos), da esa sensación de aparente superficialidad.

··········Pero el título de la peli (que hace referencia a lo que en Francia se llama más bien garçon manqué) y comentarios de la directora que pueden leerse por allí pueden dar la sensación de ser una peli militante, de tesis. Yo no la veo así, si habla de disforias, identidades y cuerpos encerrados en otro, yo ni lo noto ni lo escucho. Si bien es cierto que en un momento dado hay una reacción parental asustada y dura, no se está hablando de un contexto donde la condición femenina vaya a arruinar lo que queda de vacaciones. Cierto que ahí está el fútbol y las maneras en la relación con Lisa, pero no me parecen asuntos tan intensos como para que la decisión de la protagonista tenga gran intensidad dramática. Casi la hay más en la actitud de Lisa que, aunque opera todavía con una afectividad probablemente no tocada por el deseo, sí incluye la voluntad de poner en práctica las normas de las relaciones entre chicos y chicas, con sus pasos sucesivos, para así empujar desde dentro al crecimiento biológico.

··········La filmación es agradable. Ese fin de verano tan bien iluminado (esos días azules y ese sol de la infancia), esa relación fraternal de pacientes juegos, esa facilidad para el contacto y las relaciones, dan una peli cómoda de ver, donde disuena un poco la reacción maternal que decía antes.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios