Etiquetas

··········Una tontada, pero que, si uno –avisado- va sin pretensiones, se deja ver con alguna sonrisa (y sin risas, aunque puede que seamos nosotros, que ya nos reímos menos).

··········La habitual vistosidad en la dirección artística. En vez de la acostumbrada canción potente, una chorradita en inglés que ya está mostrada en el trailer. Y mucha loca amanerada, sexo a un nivel adolescente (paquetes, gotas de lefa, mamadas y polvos rápidos e incomodos que se justifican en ser simplemente sexo), y la sorprendente ausencia de una historia potente, o al menos con algo de melodrama digno.

··········Aquí todas las historias parecen de las que, en otra peli de Almodóvar, formarían parte del contexto anecdótico en torno a la historia principal. Lo que queda, por tanto, es la metáfora donde unos ricos enloquecidos pilotan un avión que vuela en círculos sin ir a ningún lado, en estado de excitación y ansiedad devoradora, mientras todos los demás vamos dormidos –drogados- como el equipaje, para acabar en un aeropuerto que ha agotado su funcionalidad en la estafa que ha supuesto su construcción.

··········Nada más: un poco de escatología y atreverse a burlarse de que mantengamos a un Rey a quien hay que pagar el ocultamiento de sus líos; la peli se rodó hace meses, así que lo que parece oportunismo (con la Corinna y la corona) es más bien una referencia antigua (a la Bárbara y los Rey).

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios