Etiquetas

··········Una peli de samuráis cuando dejan de serlo. La época histórica en que un shogún consigue un poder suficiente como para cortar con las peleas de los señores feudales y por tanto con la utilidad de sus cuerpos militares de élite. Esa situación social es solamente un contexto para hablar del funcionamiento del código de honor de esos guerreros y del intento de que subsista fuera del campo de batalla.

··········El interés que tiene para mí la historia es ése, la disfuncionalidad de la conducta en que se ha instruido a los soldados cuando llega una época de paz, reforzado con el hecho de que no todos pueden quedar abastecidos, y algunos caen en la pobreza absoluta de quien ni siquiera tiene un oficio. Enfrentar entonces el honor militar de casta con el honor de servir a la propia familia, alimentarla, cuidarla, es sugerente. Pero en los dos seppukus que cuenta la peli, se pierde un poco ese contraste. El joven, llegado el momento, en vez de una salida deshonrosa que le permita al menos volver, elige la muerte; y su padrino está dirigido por la venganza, mucho más que por cuestiones de honor. Si la peli cuenta un cambio de época, que implica un nuevo paradigma de responsabilidades, sus personajes principales no lo hacen, no despegan.

··········La elegancia habitual de estas pelis, basadas en los rituales y ceremonias, pero aquí tratados con un cierto minimalismo, sin grandes despliegues, usando pocos espacios y pocos elementos. Y una eficaz representación de la miseria de quienes, como el Quijote, no pueden rebajarse a parecer menos de lo que formalmente son.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios