Etiquetas

··········Extraña peli, que parece jugar a diferentes juegos a la vez, sin hacerlo mal en ninguna, pero a la vez, sin grandes pretensiones de hacer algo importante. Por una parte, peli de adolescentes de instituto, obsesionados por follar, dispuestos a apuntarse a un juego de sexo en grupo, pese a las dudas metafísicas que provoca la terrible disyuntiva de cómo no exponer su virilidad al hecho de estar varios simultáneamente con la misma mujer. Pero no en la línea porky’s, sino en la de peli de terror, en la que los malos pueden ir haciendo caer a los chicos conforme se separan, huyen y se defienden.

··········A la vez, una peli sobre fanatismos, tanto el sentimental de los religiosos, como el oficial del Poder, su Patriot Act (genial la frase “¿qué se ha creído, que estamos en el 10-S?”) y sus utilidades para no necesitar estar pensando, en vez de abdicar en otros la definición de lo bueno y lo malo (pecadores, terroristas). Peli que evita ser sesudamente de tesis, porque está a otra cosa.

··········Que es la tercera: una peli de balacera y acción, donde muere casi todo el mundo, por su turno correcto, y que parece decidida a resultar simplemente entretenida. Pese a ello, yo la encuentro bastante interesante. Por una parte, en las formas se usan muchas maneras actuales (cámara en mano, montaje entrecortado a saltos), pero no con la intención de hacer una suerte de marca de autor, sino de manera funcional, cuando toca. Hay carreras en el momento del tiroteo filmados con un montaje en juliana, hay movimientos aterrados y ansiosos de un personaje en medio de una casa hostil con cámara subjetiva en mano, pero hay también filmaciones más ortodoxas, incluso que recuerdan a las televisiones evangélicas, con el intercalado de los primeros planos del predicador, los planos generales que aprovechan su teatral movilidad, y los primeros planos intercalados de los asistentes, pronunciando los monosílabos de continuidad al discurso religioso en esas iglesias.

··········Pero, además de esas maneras eficientes, creo que la peli tiene también cuestiones inteligentemente tratadas, como la posición de los policías en una cadena de mando cuando reciben una orden ilegal (o ya sólo inmoral), o cómo se construye un discurso fundamentalista que repugne a la razón pero sea anímicamente aceptable para los asustados, como el que aquí se muestra, en que se ha de cargar sobre los homosexuales todos los males del mundo.

··········En la peli, en fin, no se salva casi nadie (no me refiero sólo a cuántos mueren, sino a que es difícil encontrar personajes positivos). Quizás la parte trompetera del final desmerece un poco la eficacia como peli de acción.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios