Etiquetas

··········Una peliculita fácil de ver, incluso agradable a ratos y que hace sonreír en ocasiones, pero que deja una sensación de superficialidad o, lo que es peor, de banalidad, cuando se está hablando de cosas serias.

··········Eso se consigue con unos personajes, cinco ancianos, que son todos razonablemente ricos, cultos, y cuyos achaques e impotencias sólo aparecen conforme los necesita la trama y sin demasiado detalle. Y un antropólogo que parece capaz de enunciar su estudio en términos de la ancianidad en occidente, y no en una clase social concreta.

··········Me parece un poco desordenada de montaje al principio, con momentos en que no se sabe si una escena es la contraparte de algo que se ha contado desde otro punto de vista, o si corresponde a un capítulo diferente.

··········Por lo demás, una historia amable, que elude molestar incluso cuando el tema concreto es más grave. Por ejemplo, cada aparición del hijo de uno de ellos, se resuelve en forma humorística (un manguerazo, unas maniobras para que no vea la esquina –y la esquinada- hacia donde va su padre); o la aparición del internamiento se resuelve con su propio lujo, embutidos, champán y fuga.

··········Uno de los protagonistas es fotógrafo. Sus fotos son de lo mejor de la peli, pero apenas se muestran alguna vez.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios