Etiquetas

··········No me gustan las maneras de esta peli, con una cámara que, cuando hay agitación se pone nerviosa y gira en torno a los actores y casi tropieza con ellos. Aparte de eso, muchos diálogos son flojos, consabidos (esos “¿estás bien?” del peor cine yanqui), con esos silencios absurdos y enfáticos en situaciones de conversación con un fiscal o un policía.

··········Sin embargo, el tema la hace valiosa. Una cuestión a la que están entrando cine y novelas conforme se van repitiendo los sucesos de chavales que en un momento dado cometen una masacre en su medio, sin que se previera tal comportamiento, en plan “Bowling for Columbine”.

··········Pero no sólo el tema tiene interés. Creo que la trama se desarrolla de una manera inteligente, al ir provocando mediante sucesos, descubrimientos, informaciones, una serie de cambios en la actitud del padre (en quien se centra la peli), que muestran lo complejo de una situación así, las quiebras con las obligaciones pedagógicas, con las del cariño. Los procesos de culpabilización (no sólo auto-), las consecuencias de las faltas de confianza en la familia, etc. Así que, aunque hay que sobreponerse a una superficie pobre (y algunos personajes cutres, como la hija de los muertos), rascando un poco la peli me parece interesante.

··········La veo en el Festival de Cine Alemán que cada año proyectan en el Palafox, y quiero dejar aquí tres notas negativas. La primera, menor aunque sorprendente entre alemanes, la peli no empieza a su hora. La segunda: toda la proyección se realiza en un paso equivocado; no sé si es “paso” la palabra correcta: las proporciones entre horizontal y vertical de la escena son incorrectas, por lo que lo que vemos son seres gordos y achatados. La tercera es peor: nos dan un papelito para votar el premio del público. Alucinante. En primer lugar, dice literalmente: “Vota la película que más te ha gustado en el 14º Festival de Cine Alemán. El primer y el segundo clasificado ganarán una magnífica cámara de fotos por cortesía de Kodak”. ¿Sí?, ¿a una productora de cine le van a regalar una cámara de fotos?, ¿quién ha traducido esto?, ¿Google? En segundo lugar, la presunta recogida de nuestras valoraciones sobre las pelis es en realidad una captura de datos personales (nada banales: nombre, apellidos, dirección, teléfono, email (sic)) con un ominoso aviso “sólo se considerarán válidas las votaciones cuando estén correctamente cumplimentados todos los datos personales y sean perfectamente legibles”. ¿Qué se ha creído esta gente?, ¿qué les vamos a dar nuestros datos personales, tras haber pagado la entrada en el cine, sólo porque a una productora le van a regalar una magnífica cámara Kodak? ¿En tan poco valora la gente su intimidad? (efectivamente, al salir algunos votan). ¿En tan poco nos valoran los organizadores a su público? Por último, tal papelito incumple toda la normativa de protección de datos española: no se sabe quién lo firma (a los pies pone “German films”, así en inglés, y “Kodak”), nadie se hace responsable de los datos, no se indica ante quién se pueden ejercer los derechos de borrado o rectificación, etc.

··········Enlace a imdb y a filmaffinity.

Anuncios