Etiquetas

,

··········Una peli particularmente confusa. Como el medio en que se desenvuelve la trama es un cruce de maniobras entre distintos poderes armados (grupos de narcotraficantes, DEA yanqui, distintas fuerzas armadas mejicanas), podría pensarse que voluntariamente se deja que la acción se coma el desarrollo del guión, porque interesa más contar una trama paralela, sobre las ilusiones de una joven en el mundo de los concursos de misses.

··········Si ése es el objetivo, no lo veo muy cumplido. Es cierto que la contraposición de los dos mundos puede dar mucho juego: el concurso como vía de ascenso social, como instrumento de autoafirmación personal, o de liberación del mundo familiar, la obsesión por el lujo, especialmente presente entre los desheredados, en fin. Pero yo no veo buenos desarrollos al respecto. Es cierto que la actriz transmite, tiene una mirada poderosa, una belleza peculiar; pero no se dice lo bastante de sus aspiraciones, sueños, de su imaginario cultural, etc. Desde que empieza la peli, la acción se lo come todo. Ya que la menciono, todo lo bien que me parece que hace con su gesto y su mirada, no la entiendo muy bien en su interpretación –digamos- corporal: hay momentos como la resolución del concurso en que cuando lo que tiene lógica ver en ella es pánico (por los minutos anteriores, por lo que hará a continuación), su cuerpo abatido muestra más depresión que otra cosa.

··········No es que la trama no se pueda seguir. Al contrario, la acción es competente, los personajes reconocibles, sus movimientos comprensibles. Pero de vez en cuando, en momentos cruciales, hay hechos o actitudes sorprendentes que le hacen a uno pensar si esta peli no sería el resumen de una serie televisiva de varios capítulos (y no es así). Cosas como el incomprensible final (ni la más corrompida policía abandonaría esposada en cualquier calle –aunque fuera para devolverla a su dueño– a una delincuente cuya captura se acaba de presentar como un éxito, sin fingir al menos un asalto al furgón penitenciario. O que nuestra heroína sepa de pronto un apellido de alguien de quien, entre mil maniobras de secreto, sólo le han hecho saber el nombre. O que oculte de pronto una información crucial (sin que lo haga para cambiarse de bando). O que el general sepa y no sepa que va a sufrir un atentado.

··········Aparte de ser una peli muy visible y entretenida, la trama refleja el estado de las cosas de la colusión entre política (interna y externa) y narcotráfico. Aunque la visión sea un poco escasa, muchas escenas me parecían sacadas de la devoradora novela de Winslow, “El poder del perro”, a la que llegué por recomendación de el pobrecito veedor.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios