Etiquetas

··········Un muy interesante documental (y por tanto, relegado a un único cine y una única sesión diaria, en mi ciudad de varios millones de habitantes) sobre un periodo de la revolución nicaragüense desde una perspectiva muy concreta: los recuerdos de la participación de miembros de los servicios de inteligencia.

··········Prácticamente no hay más materiales que las entrevistas con los funcionarios de inteligencia (tres nicas, dos soviéticos, un cubano) y Edén Pastora, y algo de material fotográfico aportado en su mayor parte por ellos. Desde ese punto de vista da una sensación de una cierta pobreza, pero que en mi opinión es más una sobriedad buscada (habría sido fácil montar materiales televisivos, por ejemplo). Apenas hay un recurso de estilo, curioso: pasar a blanco y negro y desenfoque las entrevistas, superponiéndoles un cuadrado menor, nítido y en color. En cine funciona, supongo que si se ve en televisión (y creo que esto es una producción de o para la ETB vasca) no tanto.

··········Hay tres grandes líneas en la historia: cómo llega cada cual al oficio de espía, su desempeño de las responsabilidades que les tocaron vivir, y su vida actual, ya retirados. Si de lo primero no se cree uno todo (esa coincidencia del soviético en un barco con Raúl Castro…, ejem), y de lo último no siempre se detalla, la parte central es muy interesante. Basada más en experiencias personales que en un orden cronológico, está llena de historias que van mucho más allá del interés por la revolución sandinista (que para mí ya sería bastante); la historia de la lucha contra la contra, claro, pero también la participación de argentinos antes que la propia CIA (operación calipso, junto con la cóndor), la influencia del derrumbe del muro de Berlín, la diferencia entre asesores alemanes y cubanos, la alucinante presencia de Lee Harvey Oswald en la embajada soviética en Méjico, la operación contra-Irán, las relaciones con los cárteles colombianos (de que que leí en una novela terrible de Winslow, “El poder del perro”, a la que llegué por recomendación de el pobrecito veedor), la relación de la inteligencia nica con Alonso Manglano, en fin. La sensación de que en esos años todo cambiaba muy deprisa y en un conflicto en un país pequeño podían estar pivotando fuerzas poderosas.

··········Tiene algo que no me gusta nada, y es ese estilo de montaje en que se construyen frases mediante el troceo de las intervenciones de los entrevistados. Comprenderlo lo comprendo: si se quiere entresacar información significativa que cabe en una frase, de un parlamento de cinco minutos, es una de las opciones, pero a mí no me gusta, porque baña la peli de una sensación de falsedad. Al menos, no es algo que se haga sistemáticamente, sino que depende de cómo hablen. Por ejemplo, se salvan las escacharrantes narraciones de Pastora sobre sus reuniones con el Congreso de Estados Unidos y con el general de la contra y su jefe de la CIA.

··········No encuentro la peli ni en imdb ni en fa, así que va sin referencias.

Anuncios