Etiquetas

··········Quizás con un poco menos de humor que otras películas de Kaurismäki el bueno (al que acabo de comprobar que menciono bastante en esta bitácora, aunque sólo hay una de él), ésta es una historia combativa (en la manera en que lo puede ser su mirada tranquila) y sobre todo optimista.

··········Una peli en la que la gente hace lo que tiene que hacer, funciona con mecanismos básicos de solidaridad humana, pero sin alharacas, como una obviedad, y a ella se enfrentan los ruines poderes (policiales y de los media). Un comisario (Darroussin, con perpetuo dolor de espalda) con el suficiente cinismo para saber qué es lo que importa en la vida. Y la buena gente.

··········Aparte de la decoración, que además de una opción estética suele ser una fuente de humor en las pelis de K., se atenúa un poco el hieratismo finlandés habitual (al fin y al cabo, esto es Francia). Pero basta con usar una actriz (escandinava) con una relación escolar con el francés, para conseguir mediante su pronunciación esa especie de desnudez, de barrido de todos los artificios, que confía una fuerte expresividad a la historia en sí, por encima de su representación. Me recuerda a Rohmer en eso, aunque éste lo hace más sobre los diálogos que sobre la historia.

··········En fin, que sin ser tan peculiar como las otras de este hombre, sale uno con las pilas cargadas. Y –siendo finlandés, como no- un tango.

··········Enlaces a imdb y filmaffinity.

Anuncios