Etiquetas

··········Como la felicidad familiar, el gato es esquivo ante los cambios, se acomoda a las rutinas, es tierno y cariñoso pero sólo cuando él quiere y ante los problemas graves, se va de la casa, quién sabe dónde.

··········Para hablar de esa fragilidad del amor conyugal, o de esa falta de estabilidad en el vínculo de los gatos, se plantea una historia con un tema interesante y del que se habla poco: las relaciones familiares de los enfermos psiquiátricos (un brote psicótico agresivo, en este caso) y el miedo que se desata en el entorno del enfermo.

··········El caso es que, aun contando con dos buenos actores para ir desarrollando y desmenuzando el conflicto entre el amor (ya tranquilo, de pareja madura) que se tienen y la cuña que el miedo (en ambos, pero en cada uno de distinto carácter) introduce en la relación, los autores deciden, una vez planteado el tema, ir por una vía diferente, dejando un poco romo el asunto.

··········Y esa vía es hacer una peli de suspense clásica. Con ruidos de puertas, de cosas que se caen, sueños de peligro y pavor que se confunden con la realidad, etc. Y no es que me parezca mala como peli de género; se mantiene bien el interés, sin mucho alarde de medios. Pero decepciona un poco a la vista del tema planteado. Los pequeños golpecitos de humor tampoco me parece que aporten mucho, sino que quedan un tanto fuera de lugar.

Anuncios