Etiquetas

Una peliculilla del montón, que tampoco cuenta demasiado, pero que sin embargo tiene un par de cosas que me gustan:

La más importante es que el argumento (todo muy de líos amorosos, me gusta/no me gusta, etc.) no se basa  en que las protagonistas son lesbianas y cómo lo viven, sino en que son lesbianas y viven: trabajan (en currillos de mierda), tienen amigos y amigas, salen, tienen días tristes y otros alegres, piensan en qué van a hacer en el futuro, montan en bici. En fin, que hacen muchas cosas además de ser lesbianas, ésta no es su única ocupación. Además, no hay drama ni tragedia en el hecho de que sean lesbianas: ¡hasta se lo pasan bien!.

La otra cosa que me gusta es que, a los 15 minutos de peli, ¡resulta que es un musical! Al principio la gente se rió mucho, sobre todo por vergüenza ajena y creo que porque en ninguna parte se avisaba de que era un musical. Pero luego tiene su gracia de verdad: los personajes cantan en momentos de la vida cotidiana (y son acompañados por la gente que les rodea, lo que siempre me divierte, no sé por qué) y la peli sigue como si nada. El equilibrio entre la parte no musical y la musical no está muy logrado, hay apenas cinco números y la mayoría se amontonan en la primera parte. Tampoco son especialmente brillantes u originales, pero sí simpáticos, sin más.

Poco más, pero tampoco yo pedía demasiado: un poco de entretenimiento sencillito y sin complicaciones. Pues justo.

Anuncios