Etiquetas

,

Voy a ver esta película, que en principio no me interesaría demasiado por el tema, por Urbizu y Coronado, porque me encantó “La caja 507” y sobre todo “La vida mancha” (precioso título), un peliculón extraño y buenísimo con el que seguí respetando a José Coronado después de haberle empezado a admirar con “La vida de nadie”.

Aquí Coronado también está muy bien, Santos Trinidad es un gran personaje y él lo clava, pero para mí es demasiado críptico. Está bien que no te den detalles de su vida, sus dramas personales que le conducen a su comportamiento, etc., pero es que por no contar no te cuentan nada. Sólo ves lo que hace.

En cuanto a la trama, me resulta complicada de seguir y un poco pillada por los pelos, sobre todo en su inicio (ya es casualidad montarla en un puticlub y acabar destripando lo que destripa, mejor no dar detalles).

Lo que me gusta es la falta de drama innecesario, la dureza de algunas imágenes siempre justificada, la rudeza de Santos tipo cowboy salvaje, el realismo de la investigación y los cuerpos implicados (policial y judicial) con sus chapuzas y cotidianeidad, y en general el tono oscuro y sucio de la película: es de esas veces en que el fondo y la forma están en sintonía.

Por otro lado no me engancha, a ratos desconecto porque me pierdo, y acaba pareciéndome más una peli de acción e intriga que lo que yo esperaba, que a lo mejor era más “La caja 507”: una historia de personas detrás de una de personajes.

Anuncios