Etiquetas

Zinemaldia 2011. Sección Zabaltegi

··········Tercer Kore-Eda de esta edición del festival. En este caso, un tanto forzado, porque no es una película, sino un fragmento, de cincuenta y un minutos, de un largo con varios directores.

··········La trama parece ser un texto famoso en Japón, y cuenta la vuelta ocasional, en forma amigable de fantasma, de un niño muerto a la casa de sus padres, para estar con ellos.

··········Todo resulta un poco demasiado extraño. El chico debe tener ocho años, ha muerto hace seis o siete, pero le conocen a la primera y no se extrañan nada ni de que venga, ni de que lo haga ese tiempo después. Los padres, japonesamente cariñosos, son de una frialdad exquisita, que es aún más sorprendente por la distancia que mantienen con su segunda hija, un bebé, que está viva del todo.

··········Pese a todas estas rarezas, la película es de un aspecto muy hermoso. Pero, salvo esto, no implica mucho. El público con el que la veo no acierta apenas a preguntar nada a los autores.

Anuncios